publicidad

Saprissa y Cartaginés de Costa Rica fueron multados por insultos racistas de hinchas

Saprissa y Cartaginés de Costa Rica fueron multados por insultos racistas de hinchas

La Unión Nacional de Fútbol (Unafut) de Costa Rica estableció sendas multas de unos mil dólares al Saprissa y al Cartaginés por los insultos racistas.

La Unión Nacional de Fútbol (Unafut) de Costa Rica estableció sendas multas de unos mil dólares al Saprissa y al Cartaginés por los insultos racistas y ofensivos que sus hinchas gritaron a jugadores rivales el pasado fin de semana en la jornada del fútbol, informaron hoy fuentes deportivas.

En el caso del Cartaginés, la multa se origina debido a que los aficionados gritaron el pasado domingo insultos racistas al lateral izquierdo del Herediano Waylon Francis cerca del final del partido que concluyó empatado 1-1, indicó la Unafut en un comunicado.

Ese día Francis se negó a cobrar un saque de banda debido a la gran cantidad de insultos racistas y gestos obscenos que un grupo de hinchas expresaban a escasos tres metros de distancia.

El árbitro Johnny Quirós detuvo el partido unos minutos para que se advirtiera a la afición por medio de los parlantes del estadio José Rafael Meza, de la ciudad de Cartago, pero luego continuó con el partido.

El otro caso del fin de semana pasado ocurrió el sábado en el estadio Nacional, de San José, donde el líder del torneo, el Saprissa, recibió al Puntarenas, equipo que alineó al portero exsaprissista Víctor Bolívar.

Cada vez que Bolívar tocaba la pelota los hinchas le insultaban en coro con la palabra "chivo", que es una expresión utilizada para ofender a un hombre cuando ha sido engañado por su mujer.

publicidad

El árbitro de ese partido, Rafael Vega, detuvo las acciones dos veces y amenazó con hacer salir a la gente del estadio y continuar sin público y hasta el capitán del Saprissa, Alexander Robinson, tomó un micrófono y pidió a los aficionados que dejaran de insultar.

Aunque los gritos bajaron de intensidad los insultos hacia el portero persistieron, el árbitro no tomó ninguna determinación adicional y el compromiso concluyó con victoria del Saprissa 2-1.

"Los hechos acaecidos en dicho juego, en relación con los gritos injuriosos proferidos contra el jugador, revisten una gravedad considerable", indicó la Unafut.

La Unafut anunció que se reunirá con los dirigentes árbitros y la Federación Costarricense de Fútbol para unificar los criterios y las acciones a seguir durante un partido en caso de que se presenten de nuevo actos racistas, violentos o discriminatorios.

De repetirse este tipo de hechos los equipos podrían ser sancionados a jugar sin público.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad