publicidad

Lo mejor y lo peor de la paliza de Estados Unidos 6-0 sobre Cuba logo-co...

Los delanteros de Team USA tuvieron gran tarde y se dieron un festín cubano

Lo mejor y lo peor de la paliza de Estados Unidos 6-0 sobre Cuba

Lo mejor y lo peor de la paliza de Estados Unidos 6-0 sobre Cuba

Las acciones determinantes para la sencilla victoria de Team USA sobre los cubanos

Los delanteros de Team USA tuvieron gran tarde y se dieron un festín cubano
Los delanteros de Team USA tuvieron gran tarde y se dieron un festín cubano


LO MEJOR

publicidad

La estrella: Clint Dempsey, una vez más fue la estrella de Estados Unidos abriendo el marcador apenas a los cuatro minutos de juego y marcando tres goles esta noche aprovechando las carencias defensivas de la zaga cubana. El nuevo ‘Capitán América’ está en plan gran y ya es el líder goleador de la Copa Oro con 6 goles.

El silencioso: Michael Bradley, volvió a ser el motor del equipo norteamericano al mover el mediocampo y adueñarse de la pelota en cada salida del conjunto de Klismann. Dio dos asistencias de lujo primero con un trazo de más de 40 metros para habilitar a Johannsson y luego engañando al portero Guerra para que Dempsey lograra su hat-trick.

La clase: Aron Johannsson, marcando un golazo de primer nivel en el tercer tanto de los norteamericanos luego de un pase larguísimo de Bradley donde dio muestra de su gran técnica individual primero bajando el esférico y luego con la definición exquisita por arriba del arquero cubano. Espectacular anotación del joven delantero.

La sorpresa: Gyasi Zardes, el atacante del Galaxy de Los Angeles tuvo su mejor actuación en lo que va de la Copa Oro en el momento justo pues aprovechó las bondades de la defensa caribeña y anotó su primer gol del torneo con una buena definición de primera intención a un pase lejano en la que el balón se coló a la red entre las piernas del cancerbero.

LO PEOR

publicidad

El sucio: Yaisnier Nápoles, quien repartió patadas por todo el costado derecho del conjunto cubano teniendo como principales víctimas a Zardes y Dempsey hasta que fue amonestado casi llegando a los 60 minutos de acción.

El desaparecido: Alejandro Bedoya, aún no termina por encontrar su mejor versión y ni siquiera en este partido tan a modo contra una débil selección como Cuba se le vio tomando el balón y haciendo buenos recorridos por los costados. Le falta involucrarse más en el grueso del juego del equipo.

Para el olvido: La ofensiva cubana pues Brad Guzan prácticamente tuvo un día de campo en Baltimore ya que los delanteros caribeños ni siquiera lo preocuparon al no tomar la pelota y perderla con mucha facilidad. Solo lograron un remate a portería de siete intentos aislados por los 18 del Team USA.

 

 

 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad