publicidad

Analizamos lo mejor y lo peor del empate entre Guatemala y México

Analizamos lo mejor y lo peor del empate entre Guatemala y México

Guatemala logró su primer punto en la Copa Oro al empatar 0-0 con México en partido que cerró la segunda jornada del torneo de Concacaf.

Uyy!! Oribe Peralta dispara y para el portero Univision
Guatemala logró su primer punto en la Copa Oro al empatar 0-0 con México en partido que cerró la segunda jornada del torneo de Concacaf. Aquí te decimos que fue lo mejor y lo peor del encuentro,

LO MEJOR 

La estrella: Moisés Hernández, defensor de la selección de Guatemala, fue el mejor hombre dentro del campo de juego, el zaguero jugó con garra y no permitió que México desarrollara buen juego y colaboró para que los Chapines sacaras su primer punto.  Lástima que el jugador salió con calambres del partido.

El Silencioso: El veterano jugador de Guatemala, Carlos ‘Pescadito’ Ruíz, fue sin duda uno de los mejores hombres dentro de la cancha, supo darle cadencia al juego guatemalteco y puso un pase casi con la mano a Minor López que pudo ser el gol del triunfo para los Chapines.

La Clase: La clase la puso la defensa de la selección de Guatemala, el conjunto Chapín mostró su fortaleza en la zona baja, mejoró considerablemente lo hecho en el primer juego ante Trinidad y Tobago.  Los defensores contuvieron todos los embates mexicanos y sacaron la garra para que Guatemala sumara su primer punto en la Copa Oro.

El ambiente también fue algo de lo mejor que se presentó en Phoenix, mexicanos y guatemaltecos abarrotaron el estadio para ver a sus selecciones y tanto dentro y fuera demostraron el apoyo hacia su equipo.

 

LO PEOR:

El Sucio: La selección guatemalteca detuvo los ataques del Tri de buena manera aunque abusó de las faltas, ya que desde los primeros minutos del partido se dedicó a pegar de más y se llenó de tarjetas y al final les costó una expulsión.

publicidad

El arbitraje también no tuvo una de sus grandes noches, ya que se comió un penal a favor de México en la primera parte y una mano en un contragolpe peligroso que armó Guatemala. Asimismo se equivocó en la expulsión de Contreras en la segunda parte.

El Desaparecido: El atacante mexicano, Oribe Peralta, estuvo perdido en la cancha no fue ese delantero que pesara o que generara peligro en el arco guatemalteco y se fue en blanco del partido.

Para el olvido: El funcionamiento de México dejó mucho que desear en este segundo partido del Tri en la Copa Oro, no hubo juego de conjunto no tuvieron idea a la hora de atacar y se notó la falta de ritmo de algunos jugadores.

La jugada tonta: Cuando se jugaban 35 minutos el árbitro, Armando Castro, tuvo un desafortunado tropezón con Diego Reyes y se fue al pasto en una jugada chusca para todos los presentes en el estadio.

 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad