publicidad
.

San Lorenzo inicia la defensa de su título con victoria sobre Danubio

San Lorenzo inicia la defensa de su título con victoria sobre Danubio

El Cliclón remontó en el marcador en tan solo dos minutos y venció 2-1 al Danubio en partido dorrespondiente al grupo 2 de la Copa Libertadores.

.
.

MONTEVIDEO, Uruguay.- El San Lorenzo, campeón de la Copa Libertadores, necesitó penas dos minutos para vencer a domicilio y de remontada por 1-2 al Danubio uruguayo en la primera jornada del grupo de 2 que controla con el Corinthians, ganador el miércoles por 2-0 sobre el Sao Paulo.

Matías Castro puso en ventaja al Danubio a los 10 minutos pero en 85 Mauro Matos igualó y a los 87 Mauro Cetto sentenció la victoria.

En el segundo tiempo el equipo de 'la franja' pagó el esfuerzo físico y quedó a merced de los argentinos que, a base de atosigar el área rival acabaron por dar la vuelta al resultado.

Danubio comenzó con presión a fondo y control de la pelota y pronto recibió premio al esfuerzo.

Los locales aprovecharon un error de Héctor Villalba en la salida del balón. Bruno Fornaroli metió el esférico al área para Matías Castro, que le ganó la posición a Matías Caruzzo, se revolvió entre dos rivales y anotó.

Respondió al instante San Lorenzo, que tuvo el gol en pies de Leandro Romagnoli, pero tapó bien el meta uruguayo, Franco Torgnascioli.

Los primeros 45 minutos aún verían una oportunidad más del Danubio con un centro de Leandro Sosa que remató Matías Castro pero salvó Torrico.

En el desenlace Danubio comenzó a acusar el esfuerzo de la primera mitad y perdió la iniciativa ante el mayor empuje del 'ciclón', que ahora con Cauteruzzo y Barrientos sobre el campo controló el balón y acorraló a su rival.

Las ocasiones de San Lorenzo comenzaron a sucederse, las dos más claras obra de Franco Mussis, de fuerte disparo la primera y llegando desde la izquierda la segunda.

También tuvo el empate Cauteruzzo a la salida de un córner, pero habría que esperar al minuto 85 para ver cómo Mauro Matos aparecía para anotar después de varios rechaces dentro del área de Danubio.

Para entonces ya sólo había un equipo sobre el césped, y aunque restaban pocos minutos para el pitido final parecía que Danubio acabaría pagando el no haber rematado al campeón cuando lo tuvo a su merced en el inicio del choque.

Y así fue. Sólo dos minutos después del empate Mauro Cetto se encontró cabeceando a gol, casi sin querer, un balón que fue a parar a su frente a la salida de un córner.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad