publicidad

Libertad y Universidad de Sucre ganan como visitantes en la Libertadores...

Copa Libertadores

Los paraguayos llegaron a cuatro puntos.

Libertad y Universidad de Sucre ganan como visitantes en la Libertadores

Libertad y Universidad de Sucre ganan como visitantes en la Libertadores

Libertad derrotó por la mínima al Barcelona en Ecuador, mientras que Universidad de Sucre también venció por 1-0 a Mineros en Venezuela.

Los paraguayos llegaron a cuatro puntos.
Los paraguayos llegaron a cuatro puntos.

GUAYAQUIL, Ecuador.- El Libertad elevó el valor de sus acciones en la Copa Libertadores al completar cuatro puntos con el triunfo a domicilio por 0-1 sobre el Barcelona ecuatoriano que, por contra, quedó sepultado en el fondo del grupo 7 sin sumar al cabo de dos salidas.

Jorge Recalde, que estuvo en el banco de suplentes hasta los 74 minutos, saltó a la cancha en reemplazo de Santiago Tréllez, y a los 77 anotó el gol que deja al Libertad como líder provisional de la llave, a la espera de lo que hagan el jueves en Medellín el Atlético Nacional colombiano, que tiene uno, y el Estudiantes argentino, que suma tres.

El Barcelona, que debutó en la fase de grupos con una severa caída por 3-0 en la cancha de Estudiantes, hoy complicó sus opciones de avanzar a la fase de octavos, pese a que cumplida la segunda jornada restarán cuatro partidos.

publicidad

El Libertad mostró ambición desde el pitido inicial y durante el primer tiempo creó las mejores ocasiones.

El delantero colombiano Santiago Tréllez tuvo al menos dos claras opciones de gol.

El ingreso del centrocampista Alex Colón en reemplazo de Marlon De Jesús desde el comienzo del segundo tiempo mejoró el funcionamiento al equipo ecuatoriano.

Pero bastó un error de la defensa del equipo local para que Recalde señalara el triunfo. El jugador protegió el balón dentro del área mientras quedaban enredados Andrés Lamas, José Perlaza y Gerson Cedeño. El remate cruzado al costado derecho dejó sin opciones al portero Máximo Banguera.

Cruzeiro y Huracán no se hacen daño

BELO HORIZONTE, Brasil.- El brasileño Cruzeiro y el Huracán, de Argentina, igualaron a cero goles en la segunda jornada del Grupo 3 de la Copa Libertadores y ambos equipos siguen sin despegar en el torneo continental al acumular dos empates en igual número de presentaciones.

El resultado en el estadio mundialista Mineirao, de Belo Horizonte, deja a los dos equipos con dos puntos, detrás del boliviano Universitario de Sucre que con su victoria a domicilio por 1-0 sobre el venezolano Mineros de Guayana asumió el liderato del grupo con cuatro unidades.

El campeón brasileño, que salió silbado por los escasos 15.000 hinchas que lo acompañaron, suma dos partidos sin marcar goles, pues había empatado 0-0 en su visita al Universitario de Sucre, mientras que el Huracán había igualado en Buenos Aires, 2-2, frente a los venezolanos.

publicidad

A los cinco minutos de juego los dueños de casa dieron el campanazo de lo que parecía iba ser una arremetida sobre el rival argentino, cuando Marquinhos envió un centro y Leandro Damiao venció al portero Matías Giordano, pero el juez paraguayo Enrique Cáceres sancionó un fuera de lugar del atacante.

Después el propio Leandro Damiao y el creativo uruguayo Giorgian de Arrascaeta tuvieron oportunidades de gol, pero a medida que el cronómetro pasaba, el Huracán, con poco fútbol, pero aplicado a las instrucciones del técnico Néstor Apuzzo, logró contener y disminuir el poder ofensivo del monarca brasileño.

Salvo dos jugadas de peligro, una con Marquinhos y otra con Leandro Damião, el Cruzeiro a pesar de tener el balón no consiguió en el segundo tiempo superar la marcación de los argentinos, que buscaron el contragolpe con el ingreso de Daniel Montenegro.

En la tercera jornada, el Huracán visitará el 10 de marzo al líder Universitario de Sucre, de Bolivia, mientras que el Cruzeiro jugará también a domicilio el 19 de este mes en Puerto Ordaz ante el venezolano Mineros.

Universidad de Sucre edrrota a Mineros de visitante

CARACAS, Venezuela.- Una sola llegada al arco bastó para que el Universitario de Sucre ganara por 0-1 al Mineros, con gol del colombiano David Castro, y lograra una importante victoria en la segunda jornada del grupo 3 de la Copa Libertadores.

publicidad

El conjunto boliviano no arriesgó demasiado, pero supo controlar a un rival sin ideas, sin variables, con errores imperdonables frente al equipo, a priori, más accesible del grupo, integrado también por el Cruzeiro y  Huracán.

El 'equipo estudiantil' cortó una racha de dos derrotas al hilo y alcanzó la cima de la clasificación, con cuatro puntos.

Los primeros 10 minutos del partido fueron de mucha intensidad, de ida y vuelta, con fuertes roces en el centro del campo.

El atacante ecuatoriano Richard Mercado era el mejor de los bolivianos, saliendo desde su campo, abriendo las bandas y deshaciéndose de sus rivales, que vivieron una verdadera pesadilla para detenerlo.

Los puntas locales, el colombiano Zamir Valoyes y Richard Blanco, enfrentaban a la sólida defensa boliviana que tuvo a dos muros como Jorge Flores y Ezequiel Filipetto, infranqueables en la primera línea del conjunto boliviano.

En el ecuador de la primera mitad el partido bajó en intensidad, aunque dos atajadas del guardameta visitante, Juan Carlos Robles, fueron determinantes para convertirlo en héroe hasta entonces.

Pero la desatenciones ofensivas, casi infantiles, tornaron el encuentro aburrido y sin jugadas de peligro.

El técnico Julio César Baldivieso dio ingreso a Carlos Camacho en sustitución de un cansado Mercado, para darle mayor movilidad a la banda derecha y hacerle llegar más balones a un desaparecido Castro.

publicidad

Y funcionó, de manera casi inmediata, tras un rebote del portero local Rafa Romo, que dejó en bandeja de plata el balón a Castro, que marcó el único gol del encuentro.

El estratega del Mineros, Marcos Mathías, arriesgó con el ingreso del colombiano James Cabezas a poco más de 10 minutos para el final, sumando hasta cuatro jugadores en punta.

Pero una fuerte entrada de Valoyes sobre flores en el minuto 81 le mereció la expulsión.

Un mazazo psicológico para el conjunto venezolano que bajó los brazos y esperó hasta el pitido final del juez mexicano Fernando Guerrero, para marcharse a los vestuarios abucheado por su afición.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad