publicidad
El conjunto aurinegro superó por 2-0 a los brasileños

Guaraní sorprende a Corinthians en la ida de los octavos de la Copa Libertadores

Guaraní sorprende a Corinthians en la ida de los octavos de la Copa Libertadores

Federico Santander y Alberto Contrera le dieron la victoria a un aguerrido Guaraní sobre el Corinthians.

El conjunto aurinegro superó por 2-0 a los brasileños
El conjunto aurinegro superó por 2-0 a los brasileños

ASUNCI"N, Paraguay.- Federico Santander y Alberto Contrera le dieron la victoria a un aguerrido Guaraní sobre un desconocido Corinthians, que se vio superado en todos los frentes en el partido de ida de octavos de final de la Copa Libertadores.

El triunfo deja al onceno paraguayo con buena renta para encarar el choque de vuelta del próximo 13 de mayo en Sao Paulo.

El primer gol del Aborigen se produjo al minuto 59 y fue obra de Santander de falta directa desde fuera del área, tras lanzar un tiro raso que no despejó la barrera y que se escapó de las manos de un poco afortunado Cassio.

A partir de entonces, Corinthians, que apenas había gozado de ocasiones, se lanzó al ataque en una presión que no logró plasmar en gol.

La jugada más peligrosa por parte de los brasileños no llegó hasta el minuto 72, cuando Fabio Santos lanzó un disparo esquinado que fue rebotado por el palo.

Guaraní siguió sacando ventaja de los pasillos creados por los brasileños en el centro del campo y del empuje de Julián Benítez, que fue el mejor de los locales con sus continuos cambios de ritmo.

Consecuencia de esa presión, llegó el segundo tanto de Guaraní al minuto 81, tras un lindo pase con la zurda de Santander, que puso la bola en los pies de Contrera quien, también con la zurda, no perdonó.

Fue la recompensa de un partido en el que Guaraní salió sin complejos desde el inicio y contuvo de forma férrea a Corithians.

De hecho, la jugada más peligrosa de ese tiempo correspondió a Guaraní, con un envenenado tiro a puerta de Benítez que fue despejado en la misma raya por Gil, cuando Cassio estaba ya batido.

Corinthians nunca se soltó y falló tanto en el juego de bloque como en el individual, con un Paolo Guerrero que no respondió a las expectativas creadas tras su reaparición, luego de su baja por un cuadro de dengue.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad