publicidad
Raffael anota el segundo gol del Gladbach ante Dortmund.

Mönchengladbach le ganó al Dortmund y el Bayern Múnich toma el liderato

Mönchengladbach le ganó al Dortmund y el Bayern Múnich toma el liderato

El Borussia Dortmund, hasta hoy líder de la Bundesliga, cayó por 2-0 ante el Borussia Mönchengladbach.

Raffael anota el segundo gol del Gladbach ante Dortmund.
Raffael anota el segundo gol del Gladbach ante Dortmund.

'Gladbach vence al Dortmund

BERLIN, Alemania - El Borussia Dortmund, hasta hoy líder de la Bundesliga, cayó por 2-0 ante el Borussia Mönchengladbach mientras que el Schalke goleó por 4-1 al Augsburgo.

Match Center del Borussia Mönchengladbach vs. Borussia de Dortmund

La derrota del Dortmund, que hace que bien el Bayern o el Bayer Leverkusen puedan asumir el liderato en el último partido de la tarde, se dio en uno de esos partidos de una trayectoria extraña en la que un equipo domina y tiene el mayor número de ocasiones y el otro termina imponiéndose jugadas fortuitas.

El Dortmund, hasta de que el Gladbach abriese el marcador en el minuto 81 a través de un penalti marcado por Max Kruse, había sido claro dominador y había tenido una docena de buenas posibilidades de gol.

publicidad

En el primer tiempo el Gladbach había intentando encerrarse atrás, encomendándose a la buena suerte y a los buenos reflejos del meta Marc-André Ter Stegen que salvó en más de una ocasión a su equipo.

En la segunda parte, al menos se atrevió de cuando en cuando a intentar jugadas de contragolpe aunque con poca llegada y el Dortmund seguía siendo el equipo que llevaba la iniciativa y que más se acercaba a la portería contraria.

A la larga, el Dortmund terminó siendo castigado por el problema más evidente que ha tenido durante esta temporada y que es la cantidad de ocasiones de gol que desperdicia. Hoy en Mönchengladbach se cumplió ese viejo refrán futbolístico de que el que no ve goles los ve hacer.

El penalti que significó la ventaja del Gladbach se produjo en una falta de Mats Hummels, ante la segunda llegada al área digna de mención que habían tenido los dirigidos por Lucien Favre a lo largo del partido.

Hummels además, como último hombre, fue expulsado, dejando al Dortmund con diez hombres, lo que ayudó al Gladbach en el desarrollo de los últimos diez minutos del partido.

El segundo gol llegó en el minuto 86, por intermedio del brasileño Raffael que quedó sólo en el área ante Roman Weidenfeller gracias a un buen paso del venezolano Juan Arango.

La victoria deja ahora al Gladbach en el cuarto lugar y el Dortmund bajará al segundo o al tercero, de acuerdo con el resultado del Leverkusen-Bayern.

publicidad

El Schalke, mientras tanto, logró sacudirse de una desventaja inicial que produjo mucha inquietud en los seguidores en la Veltnis Arena. Tras la ventaja del Augsburgo, con gol de Sascha Mölders en el minuto 11, Kevin Prince Boateng logró el empate en el 16 al convertir un penalti que se generó en una falta contra el húngara Adam Szalai.

Después, el propio Szalai hizo el segundo en el minuto 28 y dejó el partido sentenciado en el 78 con el tercer gol del Schalke y en segundo en su cuenta personal. Finalmente, Meyer completó la goleada con el cuarto en el 86.

El Stuttgart y el Werder Bremen empataron a un gol mientras que Hoffenheim empató a domicilio ante el Maguncia 05 (2-2) y el Wolfsburgo cayó en casa ante el Eintracht Braunschweig (0-2).EFE

Bayern Múnich empata con Leverkusen y es líder

El Bayern Múnich asumió el liderato de la Bundesliga, pese al empate 1-1 a domicilio ante el Bayer Leverkusen -en un partido que debió ganar- gracias a la derrota del Borussia Dortmund por 2-0 ante el Borussia Mönchengladbach.

Con el empate, la Bundesliga sigue siendo una liga de tres, con el Bayern de líder y el Dortmund y el Leverkusen sólo un punto por debajo.

El entrenador del Bayern, Pep Guardiola, dejó hoy en el banquillo a Arjen Robben para dar paso al suizo Xerdhan Shaqiri. En cuanto al resto, confió en el mismo equipo que ganó el miércoles a domicilio al Manchester City (1-3) en la Liga de Campeones.

publicidad

El punto conseguido por el Leverkusen fue debido, sobre todo, a su meta Bernd Leno que salvó en varias ocasiones al equipo de las aspirinas.

El Bayern fue claro dominador desde el principio. Circuló la pelota en el campo de su rival y las frecuentes llegadas al área se convertían en claras ocasiones de gol.

Apenas pasado el primer cuarto de hora del compromiso, el Bayern ya había estado tres veces cerca de marcar.

Primero, antes de llegar a los 10 minutos con un remate de Toni Kroos que estuvo cerca de irse al fondo de la red; a continuación por medio de un disparo dentro del área de Thomas Müller que salió ligeramente desviado; y un minuto después un centro de Franck Ribery estuvo a punto de terminar en gol tras pegar en un defensa del Leverkusen.

El Leverkusen sólo intentaba con timidez el contragolpe, a través de pelotazos largos que buscaban a Steffan Kiessling y lo único que se daba bien para el equipo de las aspirinas era el resultado, que reflejaba una paridad que nada tenía que ver con lo que se estaba viendo en el campo.

Esa paridad se rompió en el minuto 30, cuando Kroos marcó con un remate dentro del área, a pase de Ribery.

El gol fue resultado de la presión que había ejercido el Bayern hasta ese momento y no había nada que hiciera pensar en una posible reacción del Leverkusen. Pero la reacción llegó casi de inmediato.

publicidad

A los sesenta segundos del gol del Bayern, Sidney Sam logró el empate para el equipo de las aspirinas en lo que era su primera llegada a la portería contraria. La situación surgió de un centro del capitán Simon Rolfes desde la derecha que el meta Manuel Neuer sólo alcanzó a despejar a medias dejando el balón en los pies de Kiessling.

Neuer alcanzó a parar el remate de Kiessling pero el rebote lo aprovechó Sam para marcar a puerta vacía.

Antes de que los equipos se fueran al descanso, el Bayern tuvo dos buenas oportunidades de aumentar su renta. Primero con un cabezazo de Müller por encima del larguero en el 35 cuando Leno ya estaba vencido y otra con un remate del suizo Xerddhan Shaqiri que Leno tuvo que desviar a saque de esquina.

La presión del Bayern continuó en la segunda parte. En el 47, el árbitro Knut Kircher le perdonó un penalti al Leverkusen, por una falta clara a Müller dentro del área

En dos ocasiones, en el 59 y en el 60, Leno salvó al Leverkusen ante remates de Ribery y en el 63 Shaqiri remató desde excelente posición dentro del área por encima del larguero. Y en el 66 otra vez Leno salvó al desviar a saque de esquina un cabezazo de Müller.

La presión siguió hasta el final, aunque el Leverkusen también hubiera podido poner de cabeza el desarrollo del partido con un contragolpe en el último minuto.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad