publicidad
El campeón mundial del 74 y actual presidente del Bayern  Uli Hoeness.

La fiscalía pide más de 5 años de cárcel para el presidente del Bayern de Múnich

La fiscalía pide más de 5 años de cárcel para el presidente del Bayern de Múnich

Los fiscales pidieron una sentencia de 5 años y medio de cárcel para el presidente del Bayern de Múnich, Uli Hoeness.

El campeón mundial del 74 y actual presidente del Bayern  Uli Hoeness.
El campeón mundial del 74 y actual presidente del Bayern  Uli Hoeness.

Los fiscales pidieron una sentencia de 5 años y medio de cárcel para el presidente del Bayern de Múnich, Uli Hoeness, acusado de haber defraudado al fisco alemán más de 27 millones de euros.

El dirigente del equipo vencedor de la Liga de Campeones en 2013 había reconocido la víspera haber evadido 27,2 millones de euros (37,6 millones de dólares) mediante depósitos sin declarar en cuentas de bancos suizos.

El abogado de la defensa, Hanns W. Feigen, pidió que su defendido pudiera evitar la prisión, ya que fue él mismo quien acudió al fisco en 2013 para regularizar su situación.

Sin embargo, el fiscal, Achim von Engel, negó contemplar esa medida.

Durante los cuatro días de juicio, que suscitó un enorme interés en un país donde el fútbol es el deporte rey, la cantidad de dinero defraudado presuntamente por Hoeness no dejó de aumentar.

publicidad

Los 3,5 millones de euros iniciales imputados por la fiscalía pasaron a 18,5 millones el lunes y finalmente a 27,2 millones, según reconoció el miércoles la defensa del acusado en base a informes de la administración fiscal.

El caso estalló a principios de 2013, cuando la prensa reveló que un importante directivo del mundo del fútbol había ocultado una gran suma de dinero en Suiza.

Hoeness, de 62 años, optó inmediatamente por denunciarse a sí mismo para regularizar su situación mediante el pago de una multa, pero el tribunal mostró sus dudas desde el principio sobre la exhaustividad de su confesión.

Asimismo, la fiscalía estaba convencida de que Hoeness temía ser denunciado en breve por la prensa, que en ese momento no había revelado aún el nombre del presunto defraudador.

El presidente del club bávaro, delantero del Bayern y de la selección alemana que ganó el Mundial de 1974, vio su carrera de jugador arruinada por una lesión.

Retirado de los terrenos de juego a los 27 años, en 1979 se convirtió en entrenador y tres décadas después en presidente del club, del que hizo uno de los más ricos y competitivos del mundo.

Pese al proceso, Hoeness continúa al frente del Bayern de Múnich. El martes por la noche asistió a la tribuna de honor del club alemán para ver como su equipo se clasificaba para cuartos de final de la Liga de Campeones, tras empatar 1-1 con el Arsenal.

publicidad

El entrenador del club alemán, Pep Guardiola, rechazó comentar "por el momento" el juicio, puesto que "se trata de un asunto personal", mientras que el jugador estrella de este equipo, Franck Ribery, dijo "cruzar los dedos" por esta personalidad "tan importante para el Bayern".

El presidente del Bayern de Múnich no ha dejado de contar con el apoyo de los accionistas, de los dirigentes y de los aficionados del club más laureado de Alemania.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad