publicidad
El Ministerio Público brasileño pedirá la extinción de dos de las mayores barras organizadas de los clubes Sao Paulo y Corinthians tras los desmanes en el clásico paulista

Gobierno brasileño atacó sin preámbulos a hinchadas de Corinthians y Sao Paulo

Gobierno brasileño atacó sin preámbulos a hinchadas de Corinthians y Sao Paulo

El Ministerio Público brasileño pedirá la extinción de dos de las mayores barras organizadas de los clubes Sao Paulo y Corinthians tras los desmanes

El Ministerio Público brasileño pedirá la extinción de dos de las mayore...
El Ministerio Público brasileño pedirá la extinción de dos de las mayores barras organizadas de los clubes Sao Paulo y Corinthians tras los desmanes en el clásico paulista

SAO PAULO - El Ministerio Público brasileño pedirá la extinción de dos de las mayores barras organizadas de los clubes Sao Paulo y Corinthians, después de los desmanes tras el derbi disputado el último domingo que terminaron con decenas de presos y varios heridos, informaron hoy fuentes judiciales.

El promotor Roberto Senise Lisboa, de la Fiscalía de Justicia del Consumidor de la Capital, señaló en una rueda de prensa en Sao Paulo que "el Ministerio Público tiene que cumplir su papel".

"Soy promotor y hago lo que tengo que hacer", aseveró Lisboa, quien pidió que Gavioes da Fiel, la mayor barra del Corinthians, y la Independente, una de las principales del Sao Paulo, deben ser "extintas" de los estadios.

publicidad

El domingo, en el intermedio del partido en el que Sao Paulo y Corinthians empataron a cero goles por el Campeonato Brasileño de fútbol, integrantes de las barras de los Saopaulinos, que oficiaban como locales en el estadio Morumbí, se enfrentaron con la Policía.

Después del partido, un autobús que transportaba seguidores del Sao Paulo fue depredado y miembros de las dos barras Gavioes da Fiel e Independente se enfrentaron en la Marginal Tieté, una de las principales arterias de la ciudad.

A pesar del pedido que será presentado formalmente esta semana ante la Justicia, Lisboa manifestó que los asientos numerados, la identificación de seguidores y más cámaras de seguridad dentro del estadio reducirían la violencia en los escenarios deportivos.

De acuerdo con el promotor, el Ministerio Público también pedirá que la Justicia multe con 30.000 reales (unos 13.774 dólares) a cada una de las barras y una suspensión temporal que les impida ingresar a los estadio durante 120 días, mientras se decide su "extinción" definitiva.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad