publicidad
Boca y River intentarán cerrar con un triunfo para paliar las expectativas frustradas, en la decimonovena y última fecha del Torneo Inicial argentino

Boca Juniors y River Plate viven un presente futbolero para el olvido

Boca Juniors y River Plate viven un presente futbolero para el olvido

Sin chances de pelear por el título, Boca y River intentarán cerrar con un festejo para paliar las expectativas frustradas en el Torneo Inicial

Boca y River intentarán cerrar con un triunfo para paliar las expectativ...
Boca y River intentarán cerrar con un triunfo para paliar las expectativas frustradas, en la decimonovena y última fecha del Torneo Inicial argentino

Sin chances de pelear por el título, Boca y River intentarán cerrar con un festejo para paliar las expectativas frustradas, en la decimonovena y última fecha del Torneo Inicial-2013 del fútbol argentino, que se disputará de manera desdoblada.

A raíz de la participación de Lanús en la final de la Copa Sudamericana, los partidos de los equipos que pelean por el título se jugarán el 15 de diciembre, cuando Vélez Sarsfield enfrente a San Lorenzo y Newell's a Lanús.

San Lorenzo encabeza las posiciones con 32 puntos, seguido por Lanús, Vélez y Newell's, todos con 30 unidades, por lo que el doble duelo de desenlace incierto promete ser apasionante.

Es posible incluso que haya un empate en la vanguardia, lo que extendería la definición a un partido de desempate.

publicidad

Por lo pronto, este fin de semana se jugará buena parte de la última fecha, con necesidades similares para los archirrivales Boca y River.

Entre rendimientos irregulares y una catarata de problemas físicos, acumuló 60 lesionados a lo largo del año, Boca desperdició demasiadas oportunidades, inclusive el domingo pasado cuando tuvo una última ocasión para subirse al lote de candidatos, pero lo desaprovechó con un empate 2-2 contra los suplentes de Lanús.

"Nos cuesta arrancar, reaccionamos después del primer golpe. Se habla (con los jugadores), pero parecería que no escarmentamos. El título no lo merecíamos. Hemos perdido puntos en situaciones que no son aceptables para un equipo que pretende pelear el título", admitió con autocrítica el DT Carlos Bianchi.

Con este panorama y con un equipo en constante recambio por la racha de lesionados, Boca recibirá a Gimnasia La Plata.

Si a Boca le queda el sabor amargo de no poder ser campeón, peor fue lo de River, marginado hace rato de la batalla por los primeros puestos, y recién pudo festejar la semana pasada con un ajustado 1-0 sobre Argentinos tras ocho fechas sin victorias.

Ahora, el equipo de Ramón Díaz buscará finalizar el certamen con un éxito ante el modesto Quilmes.

"Estamos tranquilos, reflexionado lo que está pasando y lo que viene. Queremos continuar. No le hemos dado a la gente lo que pretendía, que son éxitos y resultados. Estamos en deuda y se lo vamos a dar", destacó el entrenador, cuya continuidad dependerá de las elecciones en River dentro de diez días.

publicidad

La última jornada empezará el viernes con los partidos Belgrano-All Boys y Racing-Godoy Cruz, con la despedida del 'Loco' Martín Palermo como DT del equipo mendocino.

El sábado se medirán Argentinos-Rosario Central y Atlético de Rafaela-Arsenal, y el domingo se enfrentarán Estudiantes-Tigre, Boca-Gimnasia La Plata y Quilmes-River, en tanto el lunes será el turno de Olimpo-Colón.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad