publicidad

Adrián Marín feliz por el reto de jugar en América

Adrián Marín feliz por el reto de jugar en América

Fue el único elemento que América adquirió en el pasado Draft 2015


Adrián Marín feliz por el reto de jugar en América marn.jpg
Adrián Marín

Fue el único elemento que América adquirió en el pasado Draft 2015 del fútbol mexicano. Con menos de 300 minutos en Primera División y apenas 21 años, Adrián Marín llega a las Águilas procedente de Jaguares de Chiapas y lo hace con toda la ilusión de llegar al equipo más ganador del balompié azteca.


Marín se dijo contento con la oportunidad de ser considerado por el técnico Ignacio Ambriz y por la Directiva que encabeza Ricardo Peláez, por lo que a pesar de sentirse mejor como centro delantero, no tendría problema para jugar en otra posición.


publicidad


“Uno acepta cualquier cosa, lo que venga será trabajar al 100 para estar al día con lo que el técnico nos pida y las oportunidades aprovecharlas para tener más minutos, más oportunidades y sacar los torneos que estaremos disputando.


“Recibí la noticia y estaba con mi familia, me sentí feliz, me cayó de sorpresa pero estoy feliz y agradecido con la Directiva por el apoyo al darme la confianza para jugar en América”, dijo el refuerzo azulcrema.


El exdelantero de San Luis y Chiapas tiene un gol en el máximo circuito y lo realizó en el Apertura 2014. Sin embargo, su corta edad le permite soñar con hacer algo grande en las Águilas y desde ya se fija las metas de conseguir títulos en los tres torneos que tendrá el equipo en el siguiente semestre.


“Me hicieron la llamada antes de que apareciera todo en Internet y me preguntaron si me gustaba la idea y si aceptaba el reto; y uno ahí obviamente con la felicidad y el nervio, lo acepté. Va a ser algo difícil de superar pero uno feliz porque parece eso es para lo que juego, tomar retos estés como estés”, apuntó.


Finalmente, Marín dijo que no tuvo oportunidad de conocer a fondo al DT Ambriz cuando ambos estaban en el San Luis, aunque sabe que lo pudo haber seguido de cerca sin que fuera su entrenador.


“Yo iba llegando a San Luis cuando él traía al equipo de Primera División, no me tocó como profe, estaba en la Sub-17 cuando dirigía al primer equipo”, concluyó.


publicidad
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad