publicidad
.

Ferrer está feliz de juagar en casa

Ferrer está feliz de juagar en casa

El tenista  aseguró que alcanzar la última ronda en casa siempre es diferente.                      

.
.

Valencia - El tenista David Ferrer, señaló tras lograr la clasificación para la final del Valencia Open 500, que estaba muy feliz, ya que aseguró que alcanzar la última ronda en casa siempre es diferente y más especial.

"Estoy feliz de jugar la final en casa porque es diferente y tengo muchas ganas de jugar aquí", aseguró el alicantino, quien comparte la propiedad de los derechos del torneo junto a Juan Carlos Ferrero y que afrontará su cuarta final en Valencia, donde ya ha conseguido dos títulos.

Sobre su triunfo en tres sets ante el croata Ivan Dodig comentó que "ha sido un partido muy complicado, él ha sacado muy bien todo el partido y me lo ha puesto francamente difícil. En el tercer set he intentado ser regular porque sabía que él estaba más cansado".

publicidad

"Intenté olvidar al segundo set. He estado bien físicamente todo el partido y sabía que en el tercero debía ser constante porque él dependía mucho del primer servicio y un 'break' podía ser decisivo", añadió.

En la final, se enfrentará al vencedor del partido entre el ucraniano Alexandr Dolgopolov y el austríaco Jurgen Melzer, y apuntó que no tiene preferencias por uno u otro.

"Los dos son jugadores parecidos, que van mucho a la red, le pegan más plano. No será un partido tan físico como el de hoy y será importante restar bien", explicó.

Ferrer afrontará con apenas tres horas de diferencia un nuevo partido, ya que disputará junto a Juan Carlos Ferrero la semifinal del torneo de dobles, aunque no considera que vaya a supone un hándicap para la final de mañana.

"Ahora mismo quiero descansar, comer bien y encarar el partido de dobles de la mejor manera posible. Quiero ver el lado positivo. Lógicamente estaré más cansado pero gane o pierda mañana no dependerá del dobles de esta noche", concluyó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad