publicidad
Los organizadores del Tour de Francia quitaron en 2007 a Riis el título logrado en 1996.

El ciclista danés Bjarne Riis sacó libro biográfico con confesiones de dopaje

El ciclista danés Bjarne Riis sacó libro biográfico con confesiones de dopaje

En un libro de confesiones el ex cliclista danés Bjarne Riis, desposeído de su victoria en el Tour de Francia por dopaje, cuenta cómo se dopaba e incluso cómo hizo para deshacerse de ampollas de EPO.

Los organizadores del Tour de Francia quitaron en 2007 a Riis el título...
Los organizadores del Tour de Francia quitaron en 2007 a Riis el título logrado en 1996.

COPENHAGUE, Dinamarca - En un libro de confesiones el ex cliclista danés Bjarne Riis, desposeído de su victoria en el Tour de Francia por dopaje, cuenta abiertamente cómo se dopaba e incluso cómo hizo para deshacerse de ampollas de EPO en un baño durante un allanamiento.

Durante el Tour-1998, mientras la policía la emprendía en particular contra el equipo Festina, a Riis (Deutsche Telekom) le llegó un rumor según el cual su hotel también sería isnpeccionado por las fuerzas del orden.

"En mi habitación no tenía otra chance, mis ampollas tenían que desaparecer al instante. En unos pocos minutos junté la totalidad de mis dosis de EPO (eritropoyetina, un esteroide anabolizante) y las tiré por el WC. No quedó una sola traza de ese producto oneroso, todo quedó por completo borrado", confiesa el ex deportista en el libro.

publicidad

Los organizadores del Tour de Francia quitaron en 2007 a Riis el título logrado en 1996.

En el libro autobiográfico, el ex ciclista habla con naturalidad sobre el dopaje, la misma con que lo hicieron junto a su esposa en sus declaraciones al semanario gratuito Soendagsavisen.

Riis afirma en la publicación que debe haber gastado el equivalente a un millón de coronas danesas (entre $93,433 y $186,867 dólares) en productos dopantes. Muchas veces los conservaba simplemente en el refrigerador de la cocina de su casa.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad