publicidad
Ndamukong Suh no planea cambiar su actitud (AP-NFL).

Suh no cambiará: Me encanta golpear a Aaron Rodgers y Jay Cutler

Suh no cambiará: Me encanta golpear a Aaron Rodgers y Jay Cutler

El tackle defensivo Ndamukong Suh declaró que su actitud no cambiará: aún me encanta golpear a Aaron Rodgers.

Ndamukong Suh no planea cambiar su actitud (AP-NFL).
Ndamukong Suh no planea cambiar su actitud (AP-NFL).

El tackle defensivo de los Detroit Lions Ndamukong Suh está en una posición interesante de cara a su tercera temporada en la NFL.

¿Crees que Lions consiga limpiar su imagen? Opina en los foros de la NFL.

Suh ganó notoriedad como un talentoso defensivo joven con mal carácter durante su increíblemente exitoso año de novato en 2010. Su segunda temporada fue un retroceso, si embargo. Su producción disminuyó y se ganó una reputación de jugador sucio luego de su infame pisotón en el Día de Acción de Gracias sobre el guardia de los Green Bay Packers Evan Dietrich-Smith.

¿A qué Suh veremos en 2012? En un artículo sobre él en una edición reciente de la revista GQ, la estrella de Lions dejó claro que ser reinventado por el departamento de relaciones públicas no es algo que debamos esperar.

publicidad

“Me encanta golpear a Aaron Rodgers, Jay Cutler. Ben Roethlisberger, me gustaría jugar contra él, porque dicen que es uno de los más difíciles de derribar”, dijo Suh. “Lo veo como un desafío, así que me encantaría derribarlo múltiples veces. Peyton Manning, eso me encantaría. Creo que Michael Vick, a quién capturé, es uno de los quarterbacks más elusivos en la historia del deporte. Lo derribé con un brazo”.

Como lo ha hecho muchas veces en el pasado, Suh refutó la idea de que es un jugador sucio.

“Un jugador sucio es alguien cuyo fin último es intentar lastimar a alguien. Hay una diferencia enorme”, dijo. “No hay zona gris ahí. Es como, no tener conciencia, ni culpa, nada. Yo no tenía esa mala intención. No juego enojado. No es ira”.

Suh ha acumulado nueve faltas personales y una suspensión en sus primeras dos temporadas. Muchas de las infracciones parecen haber venido de un sentido de frustración y una falta de control más que ira. Sin embargo, la línea es muy delgada.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad