publicidad
Ndamukong Suh se disculpó con sus compañeros (AP-NFL).

Ndamukong Suh se disculpó por bloqueo ilegal con sus compñaeros de los Lions

Ndamukong Suh se disculpó por bloqueo ilegal con sus compñaeros de los Lions

Ndamukong Suh se disculpó con sus compañeros de equipo de los Lions por su bloqueo a las rodillas que le generó a una multa récord de $100,000 dólares.

Ndamukong Suh se disculpó con sus compañeros (AP-NFL).
Ndamukong Suh se disculpó con sus compañeros (AP-NFL).

Ndamukong Suh se disculpó con sus compañeros de equipo de los Detroit Lions por su bloqueo a las rodillas que le generó a una multa récord de $100,000 dólares por parte de la NFL y una mala crítica de los medios de comunicación, una vez más.

"Fue sincero al respecto," el corredor Joique Bell dijo según MLive.com. "Dijo que sabe que tiene un montón de puntos rojos en las espaldas, lo que significa que nosotros vamos a tener un montón de puntos rojos en nuestras espaldas. Vamos a ser analizados por cada pequeña cosa que hagamos".

Suh se disculpó específicamente con el linebacker DeAndre Levy, cuya intercepción regresada para touchdown fue negada por el castigo de rudeza innecesaria de Suh al golpear bajo al liniero ofensivo de los Minnesota Vikings, John Sullivan. Los Lions ganaron el partido 34-24.

publicidad

"Levy la aceptó", dijo Bell sobre la disculpa. "Así que si el pudo aceptarla, todo el mundo debería ser capaz de aceptarla".

Suh apelará la multa, el reportero de NFL Media Ian Rapoport informó citando una fuente que ha estado en contacto con el tackle defensivo.

La historia de Suh de un mal comportamiento al violar la política de la liga lo ha llevado a cerca de $350.000 dólares en multas y la pérdida de control del juego. Esa historia también ha eclipsado su juego estelar en el campo y ha puesto a sus compañeros en situaciones difíciles.

"Básicamente dijo que no puede hacer ese tipo de errores, y no nos puede poner en una posición en la que tenemos que luchar de vuelta con errores como ese",

dijo el receptor abierto Nate Burleson. "Pero después de que terminó, algunos de nosotros gritamos: 'Te queremos, Suh'. Por lo tanto, somos una familia. Nos abrazamos y noa besamos después de eso. Cantamos Kumbaya. Estamos todos bien, amigo".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad