publicidad
Matthew Stafford entró a la categoría de los mariscales que causan polémica entre sus resultados y su costo (AP-NFL).

Matthew Stafford recibió $17.5 millones de los Detroiit Lions

Matthew Stafford recibió $17.5 millones de los Detroiit Lions

Matthew Stafford recibió un pago de $17.5 millones de parte de los Lions en un solo día como parte de un bono pot firmar.

Matthew Stafford entró a la categoría de los mariscales que causan polém...
Matthew Stafford entró a la categoría de los mariscales que causan polémica entre sus resultados y su costo (AP-NFL).

El quarterback titular de los Detroit Lions recibió $17.5 millones como parte de la extensión de contrato que firmó con el equipo hace unos meses.

Los viernes son fantásticos. La anticipación del fin de semana genera motivaciones positivas, optimismo por la diversión y señala el fin del trabajo de la semana.

Para algunos, ese último viernes de febrero también significa otra cosa maravillosa: día de paga.

Por otro lado, los viernes de algunas personas son mejores que los de otras.

Una persona que seguramente tuvo un viernes mejor que el tuyo o el mío es Matthew Stafford.

No, no porque sea un joven mariscal franquicia, con una novia despampanante, un cañón por brazo y pueda usar su sombrero como mejor le parezca. Esas cosas son ciertas todos los días.

publicidad

Este viernes fue diferente para el mariscal de los Detroit Lions porque recibió su paga, con P mayúscula. Stafford recibió la modesta cantidad de $17.5 millones.

Todo ese dinero en un día. Debería de haber pedido un cheque estilo Happy Gilmore. (¿Qué compra un hombre de 26 años, quien ya puede comprar lo que quiera el día que recibe $17.5 millones?)

El pago es parte de lo $27.5 millones como bono por firmar la extensión de $53 millones la temporada pasada. La porción del bono de este viernes fue diferida a esta temporada, y la fecha se cumplió el viernes, de acuerdo con Detroit Free Press.

Un pago diferido no es cosa nueva, ni cambiará la situación del tope salarial de los Lions. Pero la idea de la enorme cantidad que recibió el joven de 26 años es solo otro recordatorio de que estos hombres que juegan football en la NFL no viven en el mismo mundo que el resto de nosotros.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad