publicidad
Jim Schwartz seguirá con su ritmo de trabajo (AP-NFL).

El entrenador de Lions, Jim Schwartz, seguirá trabajando 100 horas a la semana

El entrenador de Lions, Jim Schwartz, seguirá trabajando 100 horas a la semana

Tras las hospitalizaciones de los entrenadores John Fox y Gary Kubiak, las preguntas sobre como el estrés impacta a los coaches en la NFL han aumentado.

Jim Schwartz seguirá con su ritmo de trabajo (AP-NFL).
Jim Schwartz seguirá con su ritmo de trabajo (AP-NFL).

Tras las hospitalizaciones de los entrenadores en jefe John Fox y Gary Kubiak, las preguntas sobre como el estrés impacta a los coaches en la NFL han aumentado.

El entrenador en jefe de los Detroit Lions, Jim Schwartz, dijo que los sustos de salud de su colegas no le impedirán trabajar en triple dígito de horas durante su semana laboral.

"Esa es probablemente la misma manera como hablas de un jugador en el vestidor que vio a un compañero con un desgarre del ligamento anterior cruzado o cualquier otra lesión, si dejas que eso afecte tu trabajo, entonces estás en el barco equivocado", dijo Schwartz según el Detroit Free Press. "Los entrenadores en jefe no trabajan 100 horas a la semana porque creen que es sano. Lo hacen porque el trabajo lo requiere, es solo como es".

publicidad

Schwartz dijo que utiliza mucho "Tylenol y cafeina" para sobrevivir al día. No es el único coach bajo ese régimen.

La mentalidad de la mayoría de los entrenadores están en la frontera deel extremo paranoico-obsesivo. Los buenos entrenadores se preocupan por los detalles más pequeños. Se necesita tiempo para ver videos, reunirse con los entrenadores y jugadores, planear las prácticas, dieñar el plan de juego y realizar los montones de otras responsabilidades que tienen que ser perfectas.

Los jugadores entienden que los entrenadores trabajan inumerables horas en un esfuerzo para ponerlos en la mejor situación para ganar juegos de fútbol americano.

"Estamos aquí mucho tiempo, pero luego subimos y hablamos con un entrenador de cualquier y estoy sentado en su oficina y miro hacia abajo de su escritorio, y hay una almohada y una manta", dijo el receptor de los Lions, Nate Burleson. "Por un breve momento, me río y me digo, 'Santos cielos, este hombre duerme en su oficina." Pero luego, cuando realmente lo piensas y dices, 'este tipo realmente duerme en su oficina'".

Y Schwartz no dejará de dormir en su oficina.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad