publicidad
Estrella Navarro

Estrella Navarro, una hermosa sirena mexicana

Estrella Navarro, una hermosa sirena mexicana

Las primeras experiencias de un bebé son las que terminan marcando el rumbo de su vida, tal es el caso de Estrella Navarro quien comenzó a nadar mucho antes de caminar en sus primeros meses de vida.

Estrella Navarro
Estrella Navarro

Las primeras experiencias de un bebé son las que terminan marcando el rumbo de su vida, tal es el caso de Estrella Navarro quien comenzó a nadar mucho antes de caminar en sus primeros meses de vida.

Esto fue gracias a su papá Carlos Navarro, un maestro de natación que decidió iniciar a su hija en el mundo de la natación en una pequeña alberca en su casa y posteriormente en mar abierto.

Estos primeros contactos de Estrella con el agua y en especial con el mar le han ayudado a entablar un vínculo muy especial, pues ahora aprovecha la experiencia de vida que le dio su padre con el agua para desarrollar su trabajo como bióloga practicando el buceo libre o apnea.

"Mi padre me llevó en el agua cuando era muy pequeña, y aprendí a nadar antes de que pudiera caminar. Los bebés empiezan a nadar de forma natural, por lo que fue como empezó todo".

El constante entrenamiento que Estrella recibió desde pequeña le ayudaron a que ahora pueda sumergirse a más de 164 pies de profundidad manteniendo la respiración por varios minutos para poder contemplar el mundo marino en su esplendor sin tener que usar equipo de buceo.

La sana competencia que Carlos Navarro les inculcó a sus hijos sirvió para que Estrella lograra aprender a contener la respiración por cerca de 3 minutos (superando lo hecho por su hermano); incluso antes de aprender a hablar.

Sería hace 5 años cuando Estrella lograría potenciar al máximo lo aprendido con su papá, esto después de conocer a Aharon Solomons, uno de los mejores entrenadores de apnea o buceo libre. Solomons llevó a otro nivel a la mexicana, enseñándole técnicas avanzadas.

publicidad

La fe ciega que le brindó Navarro a Aharon combinado con la dedicación de ella con las enseñanzas del entrenador llevó a Estrella a obtener resultados sobresalientes 3 meses después de iniciar su entrenamiento. La mexicana obtuvo uno de los mejores lugares en competencias de apnea entre más de 150 buceadores.

Desde el comienzo de estos logros Estrella ha roto 21 veces el récord nacional y ganado 2 medallas internacionales, esto gracias a su dedicación, la confianza a su entrenador y la relación que mantiene con el mar.

Aunque estos logros no fueron fáciles, ya que Estrella tuvo que aprender cómo funcionaba su cuerpo desde lo más simple hasta lo más complejo, como el desarrollar fuerza mental o el aprender a lidiar con la oscuridad de las profundidades del agua.

La experiencia vivida en las profundidades es algo que sólo personas como Estrella pueden contar: "Hay más libertad de movimiento allá abajo. Cuando estás en contacto con el agua, los reflejos de buceo de mamíferos se activan. Todos los músculos de su cuerpo se relajan de inmediato; incluso mi espalda puesto que no hay gravedad y se puede mover en cualquier dirección. Estoy totalmente sin peso. Es como volar ".

Finalmente la “Sirena mexicana”, quien ahora también entrena a nuevas generaciones, enfoca gran parte de sus lecciones en el aspecto mental, ayudando a que sus pupilos rompan paradigmas y generando confianza en sus habilidades: "Me ayudaron a creer en lo que iba a lograr. La confianza es todo… Y cuando la mente cree, el cuerpo seguirá”.

publicidad

Mira la nota original de The Red Bulletin

(Texto: Alejandro Serrano; Fotografía: Miko Lim)

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad