publicidad
Champ Bailey quedó impresionado con la potencia ofensiva de Patriots (AP-NFL).

Champ Bailey: La ofensiva de Patriots ‘nos golpeó en la boca’

Champ Bailey: La ofensiva de Patriots ‘nos golpeó en la boca’

Champ Bailey de los Broncos declaró que, a pesar de que los Patriots no los sorprendieron, fueron incapaces de detenerlos.

Champ Bailey quedó impresionado con la potencia ofensiva de Patriots (AP...
Champ Bailey quedó impresionado con la potencia ofensiva de Patriots (AP-NFL).

Los Denver Broncos se prepararon para enfrentarse a un equipo veloz, pero lo que encontraron en la derrota de la semana cinco 31 a 21 ante los New England Patriots excedió todas las expectativas.

Con su nuevo balance, ¿son mejores ahora los Patriots? Opina en los foros de la NFL.

Denver nunca pudo lidiar con el ataque sin reunión de alta velocidad de New England que produjo 85 jugadas (menos cuatro capturas), incluyendo 45 tan solo en la primera mitad. En comparación, los Jacksonville Jaguars requirieron cuatro cuartos para conseguir 53 jugadas en su derrota 41 a 3 a manos de los Chicago Bears.

“Trabajamos en todo lo que nos hicieron”, dijo el esquinero de Broncos Champ Bailey a Comcast SportsNet New England. “No hubo sorpresas. Solo nos golpearon en la boca y no respondimos con suficiente fuerza”.

publicidad

Es una idea inquietante: la ofensiva de New England apenas está entrando en calor. Los Patriots tuvieron 60 jugadas en el Super Bowl en febrero. Esta temporada fueron de 66 jugadas ante los Tennessee Titans a 74 contra los Arizona Cardinals, a 75 con los Baltimore Ravens y otras 76 en el duelo ante los Buffalo Bills.

“Eso fue veloz”, dijo el ala cerrada de los Broncos Chris Gronkowski, hermano de Rob de Patriots. “No creo haber visto a nadie jugar tan rápido ante y he visto muchos partidos”.

Este tipo de número de jugadas indicaría un juego de pases cortos y rápidos, pero 54 de esas 85 jugadas fueron carreras, ayudando a los Patriots a consumir más de 35 minutos de tiempo de posesión. Los jóvenes corredores de New England Stevan Ridley y Brandon Bolden han sido la historia. El ataque terrestre de Josh McDaniels produjo 251 yardas contra los Broncos y otras 247 ante los Bills en la semana cuatro.

Todo eso se ha conseguido sin el ala cerrada Aaron Hernández, que podría ser el arma más versátil del equipo.

New England esta volviendo a crear su ofensiva semana a semana y aún tienen al mariscal Tom Brady conduciendo al equipo. Apenas estamos en octubre. Enero podría ser temible para cualquier equipo en su camino.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad