publicidad
Con la intervención del entrenador en jefe Jason Garrett, los Dallas Cowboys no llegaron a más en el último día de su 'mini-camp' (AP-NFL).  

Los Dallas Cowboys terminaron su ‘mini-camp’ con ánimos exacerbados

Los Dallas Cowboys terminaron su ‘mini-camp’ con ánimos exacerbados

Al final de la práctica, el ala defensivo Jason Hatcher estuvo a punto de pelearse con miembros de la ofensiva vaquera.

Con la intervención del entrenador en jefe Jason Garrett, los Dallas Cow...
Con la intervención del entrenador en jefe Jason Garrett, los Dallas Cowboys no llegaron a más en el último día de su 'mini-camp' (AP-NFL).  

IRVING " En su último día de prácticas de su “mini-camp”, los ánimos se exacerbaron entre los Dallas Cowboys.

¿Crees que los Cowboys tengan la química entre sus líneas para aspirar a ganar el Super Bowl? " Opina en los foros de la NFL.

Según un reporte de ESPN Dallas, el ala defensivo Jason Hatcher quería pelear con toda la ofensiva luego de una jugada de línea de gol aunque probablemente sólo estaba jugando con sus compañeros más que nada.

Sin embargo, aún así, cuando hay jugadores sobre el terreno de juego en situaciones competitivas, las cosas pueden crecer. Recientemente, el corredor DeMarco Murray “se enganchó” en una jugada ríspida, lo que llevó al entrenador en jefe Jason Garrett a llamar a reunión al equipo entero.

publicidad

Garrett quizás trataba de calmar las cosas un poco y, más aún, cuando hay cámaras registrando todo movimiento y con la NFL y la Asociación de Jugadores de la NFL (NFLPA, por sus siglas en inglés) han mostrado la voluntad de disciplinar a los equipos por tener mucho contacto durante este tipo de prácticas.

Los Seattle Seahawks tuvieron que suspender dos días de actividades organizadas por el equipo (OTAs, por sus siglas en inglés) luego de que hubo mucho contacto en el entrenamiento, que pudo tener su origen en los informes de los medios de comunicación de algunos puñetazos entre los defensivos secundarios y los receptores abiertos.

Cualquiera violación a las reglas respecto a los contactos durante las prácticas de los “mini-camps” podría resultar en la cancelación de las fechas de las OTAs durante el siguiente receso de temporada y a una sanción económica.

Además de las lesiones, lo que menos quieren los equipos es que les reduzcan los días de prácticas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad