publicidad
Jason Garrett no ha perdido la fe en Tony Romo (AP-NFL).

Jason Garrett defendió a Tony Romo tras derrota de Cowboys

Jason Garrett defendió a Tony Romo tras derrota de Cowboys

El entrenador de los Cowboys Jason Garrett salió a la defensa de su mariscal Tony Romo tras una difícil derrota ante Giants.

Jason Garrett no ha perdido la fe en Tony Romo (AP-NFL).
Jason Garrett no ha perdido la fe en Tony Romo (AP-NFL).

Los Dallas Cowboys no sobrevivirán muchos más juegos como el de la semana ocho.

¿Culpas a Tony Romo por los problemas de Cowboys? Opina en los foros de la NFL.

Cuando regresas de una desventaja de 23 puntos para tomar la ventaja, es necesario encontrar una manera de cerrar el juego. Los Cowboys no pudieron hacer eso, convirtiendo el Cowboys Stadium en un mausoleo en una derrota 29 a 24 a manos de los New York Giants.

Dado que estamos hablando de los Cowboys, mucha de la culpa recaerá sobre Tony Romo. El cuestionado quarterback lanzó tres intercepciones en la primera mitad para poner a su equipo en un hoyo profundo. Su papel central en el intento de regreso de Dallas debería de darle un poco de crédito, pero no lo hará para las legiones que dudan de él.

publicidad

“Es una liga difícil, es una posición difícil”, dijo el entrenador de los Cowboys Jason Garrett tras el partido. “Cuando uno voltea a ver la liga, esta no es la primera vez que los mariscales lanzan intercepciones en partidos. Estuve muy orgulloso de cómo respondió y trajo de vuelta a nuestro equipo para darnos una gran oportunidad de ganar el partido al final”.

Romo jugó a un nivel de JMV el año pasado, pero su incapacidad de proteger el ovoide ha sido un enorme obstáculo para los Cowboys en esta temporada. Las cuatro intercepciones de Romo colocaron su total en siete partidos en 13 intercepciones. En toda la campaña pasada, Romo lanzó solo 10.

“Hoy nos quedamos cortos”, dijo Garrett. “Vamos a solucionar la situación de las entregas de balón para intentar mejorar en eso en todo nuestro equipo. Él es responsable porque el balón está en sus manos. Seguirá mejorando”.

Si las uñas de Dez Bryant hubiesen aterrizado dentro de la zona de anotación, Romo sería un héroe. No lo hicieron así que Romo es un chivo expiatorio.

Como dijo Garrett, es una liga difícil. Y una posición difícil.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad