publicidad

¿Cómo se encuentra cada franquicia? Cowboys con esperanza y vergüenza

¿Cómo se encuentra cada franquicia? Cowboys con esperanza y vergüenza

¿Cómo se encuentra cada franquicia? Cowboys con esperanza y vergüenza

TONY ROMO JASON GARRETT

Por Jorge Pinzón Anaya

¿CÓMO ESTÁN AHORA?

Están en una posición crítica, donde no habían estado desde hace casi 30 años. Tener la cuarta selección global del Draft es motivo de esperanza, pero en el caso de los Cowboys también lo es de vergüenza, sobre todo si se trata de un equipo que apenas en 2014 vio muy cerca el cielo, la diferencia para no llegar fue la absurda regla sobre “el proceso de recepción”.

La lesión de Tony Romo dejó en claro muchas cosas que en ocasiones los aficionados pasan por alto. Son dependientes de un jugador, por lo tanto no es un equipo con mística (tarea que el coach Jason Garrett debía trabajar). Nunca tuvieron el talento para prevenir las lesiones o ausencias de jugadores clave (tarea que le corresponde al dueño todo-yo, Jerry Jones, más preocupado por las relaciones públicas y el dinero que por el desarrollo de un esquema de trabajo deportivo.

¿QUÉ LES FALTA?

Aunque lo niegue Jerry Jones, les falta solidez en la posición de quarterback, Tony Romo sigue siendo la respuesta presente, pero quedó demostrado que en su ausencia no hay futuro y la respuesta no está en el pasado. Es decir, si insisten en la postura de firmar quarterbacks de los llamados “cartuchos quemados” por otros equipos, los resultados serán los mismos y nunca tendrán un respaldo para Romo.

Deben cambiar su postura y seleccionar a un quarterback en el Draft, alguien con quien empiecen a trabajar a futuro. Que de paso presione a Romo para mantener un ritmo ganador, sana competencia interna por mejorar y esforzarse al máximo, factor que los Cowboys no tienen muy claro, sobre todo con Garrett de entrenador.

publicidad

¿QUÉ DEBEN MANTENER?

Deben conservar los elementos que fueron la fortaleza en la obtención de buenos resultados en 2014, recuperar ese estilo agresivo de juego y dejar 2015 en el pasado. Una buena forma de empezar es darse cuenta de lo necesario que es crear una base sólida de jugadores que la agencia libre no pueda destruir, los Cowboys son famosos por dejar ir talento a otras escuadras, esa es otra parte del trabajo que Jones no ha hecho.

COACH PRINCIPAL

Nunca como en 2015 Jason Garrett demostró su falta de habilidad como entrenador. No supo que hacer en una situación de crisis y el equipo se vino abajo. El dueño no debe ser el líder en el campo de juego, un jugador tampoco debe cargar con toda esa responsabilidad. Es el entrenador en jefe la pieza que haga la diferencia. Garrett puede empezar por leer la historia y filosofía de Tom Landry, aprender y luego prestarle el libro a Jones.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad