publicidad
James Harrison realiza una inversión estratosférica en su cuerpo (AP-NFL).

James Harrison: “Trabajar en mi cuerpo” cuesta hasta $600 mil al año

James Harrison: “Trabajar en mi cuerpo” cuesta hasta $600 mil al año

El apoyador de los Cincinnati Bengals James Harrison declaró que invierte alrededor de $660,000 anuales en su salud.

James Harrison realiza una inversión estratosférica en su cuerpo (AP-NFL).
James Harrison realiza una inversión estratosférica en su cuerpo (AP-NFL).

James Harrison dice que se siente en su mejor nivel físico en el que ha estado desde 2008, el año en el que se llevó el galardón de Jugador Defensivo del Año.

¿Quién es el favorito para la AFC Norte? Opina en los foros de la NFL.

Luego de 10 desgastantes años como el apoyador estrella de los Pittsburgh Steelers, se podría decir que su aseveración es sorprendente. La capacidad de Harrison de conseguir un contrato por múltiples temporadas con los Cincinnati Bengals habla de su éxito al mantener su condición física.

Entonces, ¿cómo ha logrado Harrison, de 35 años, lidiar con el Padre Tiempo? La dedicación es una gran parte, aunque ser rico también ayuda.

Harrison dijo a reporteros en conferencia de prensa que gasta anualmente entre $400,000 y $600,000 en terapias para su cuerpo.

publicidad

“Uno quiere ser capaz de quedarse en el negocio por un tiempo, y tiene que cuidar su cuerpo”, dijo. “Si quieres hacer eso vas a tener que gastar dinero, no es barato”.

Esa parte está bien pero, ¿medio millón de dólares? Eso parece prácticamente imposible y un reportero que asistió preguntó cómo era que la cuenta podía ser tan alta.

Harrison explicó que es propietario de una cabina hiperbárica y que mantiene a seis masajistas distintas contratadas, además de un doctor homeopático, un quiropráctico y un acupunturista.

El apoyador dijo que sus compañeros en Steelers se solían burlar de su afición a los masajes, puesto que recibe entre dos y cuatro horas de terapia al día. Harrison dijo que sometió a audiciones a 150 especialistas antes de elegir a su rotación actual.

Así que piensen en James Harrison la próxima vez que les duela pagar su membrecía al gimnasio.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad