publicidad
1 de 12
Publicidad

El piloto Karl Reindler tuvo que ser hospitalizado tras lograr salir por sus propios medios del Holden Commodore que estalló en llamas tras un accidente durante la carrera Perth Challenge V8 Supercar Rd 4 en el autódromo Barbagallo Raceway de Perth, Australia. De acuerdo con los primeros informes del hospital a donde fue llevado de emergencia, Reindler, de 26 años, solo sufrió quemaduras superficiales en las manos y la cara. El accidente ocurrió cuando el piloto Steve Owen impactó el auto de Reindler por atrás a unas 100 millas por hora y lo lanzó contra un muro. El impacto causó un incendio inmediatamente que los bomberos de la pista no lograron controlar tan rápido cómo hubieran querido.

Publicado: 01 May | 09:52 AM EDT
publicidad
publicidad