publicidad
Power conquistó por segundo año consecutivo el premio en Sao Paulo, que el domingo tuvo que ser suspendido por un torrencial aguacero.

Power por fin ganó la Sao Paulo Indy 300

Power por fin ganó la Sao Paulo Indy 300

Will Power ganó el Sao Paulo Indy 300, que había sido interrumpida el domingo por un fuerte aguacero en la novena vuelta.

Power conquistó por segundo año consecutivo el premio en Sao Paulo, que...
Power conquistó por segundo año consecutivo el premio en Sao Paulo, que el domingo tuvo que ser suspendido por un torrencial aguacero.

SAO PAULO, Brasil - El australiano Will Power, del equipo Penske, ganó el Sao Paulo Indy 300, la quinta prueba de la temporada 2011 de la IndyCar Series, que había sido interrumpida el domingo por un fuerte aguacero en la novena vuelta.

Power, que lideraba la prueba hasta el momento de la suspensión, consiguió sobrepasar al japonés Tamuka Sato del equipo KV-Lotus, líder parcial en gran parte del premio, y retomar al final la punta de la carrera.

El australiano, que salió en la primera posición de la parrilla de salida, conquistó por segundo año consecutivo el premio en Sao Paulo, que se reanudó con una disputa por tiempo de 1 hora 20 minutos y no por vueltas como es normal.

El podio lo completaron el estadounidense Graham Rahal de Ganassi, que terminó segundo, y el también australiano Ryan Briscoe, compañero de Power en el Penske y que fue tercero.

publicidad

Sato, ex piloto de la Fórmula 1, fue uno de los grandes animadores de la carrera al ponerse al frente rápidamente después de la reanudación de la competencia.

El español Oriol Servia (Newman/Haas), que llegó a ocupar momentáneamente la tercera posición, cruzó la línea de meta en quinto lugar.

Otro de los protagonistas de la prueba, disputada en un circuito callejero en Sao Paulo, fue el venezolano Ernesto Viso, compañero de Sato y quien fue sancionado cuando ocupaba la segunda posición por realizar una maniobra prohibida.

El líder y campeón en 2010, el escocés Darío Franchitti de la escudería Ganassi terminó en la cuarta posición, mientras que el colombiano Sebastián Saavedra de Conquest concluyó la carrera en el puesto 11.

La organización determinó el domingo que las condiciones del circuito callejero de Anhembí no ofrecían la "seguridad suficiente" para que los pilotos pudiesen disputar la carrera que arrancó con un accidente múltiple y luego fue interrumpida en la novena vuelta con Power a la cabeza.

Antes de la suspensión y para aprovechar la luz solar por la falta de iluminación artificial en la mayor parte del circuito, el recorrido de la prueba fue reducido de las 75 vueltas previstas inicialmente a la mitad más una de las mismas, contabilizando las nueve realizadas hasta el momento de la interrupción.

publicidad

En el intento de reanudación, los organizadores autorizaron para reintegrarse a los pilotos que habían abandonado y consiguiesen reparar sus monoplazas.

Esa medida favorecía a los brasileños Helio Castroneves de Penske y Tony Kanaan de KV-Lotus, además de la suiza Simona de Silvestro de HVM y la estadounidense Danica Patrick del equipo Andretti, quienes estuvieron involucrados en un accidente en la primera vuelta.

La próxima prueba de la IndyCar Series será la tradicional 500 Millas de Indianápolis, que se disputará el 29 de mayo en el famoso óvalo del automovilismo estadounidense.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad