publicidad
Ron Rivera no quiso pensar sobre las cuestionables decisiones de los oficiales ante 49ers (AP-NFL).

Ron Rivera no planea pensar demasiado en decisiones arbitrales cuestionables

Ron Rivera no planea pensar demasiado en decisiones arbitrales cuestionables

El entrenador de Carolina Ron Rivera no quiso hablar de las controversiales decisiones de los oficiales ante 49ers.

Ron Rivera no quiso pensar sobre las cuestionables decisiones de los ofi...
Ron Rivera no quiso pensar sobre las cuestionables decisiones de los oficiales ante 49ers (AP-NFL).

Aun considerando que Cam Newton superó en la comparación directa a Colin Kaepernick, los Carolina Panthers se encontraban 13 a 10 abajo al medio tiempo de la eventual derrota ante los San Francisco 49ers.

El equipo de Ron Rivera puede culparse a sí mismo por no poder convertir siete oportunidades en la línea de gol en dos series distintas. Los fans de Panthers, sin embargo, no pueden ser culpados de querer ventilar su frustración con una serie de decisiones de los oficiales que no les resultaron en los primeros dos cuartos.

Una falta personal cuestionable contra Mike Mitchell convirtió un despeje en un gol de campo de 49ers en la primera serie ofensiva. Un cabezazo de Captain Munnerlyn colocó a San Francisco una vez más en zona de gol de campo minutos más tarde.

publicidad

Entre esas dos series ofensivas de anotación, un sujetando defensivo muy evidente no fue marcado en una intercepción de Patrick Willis a Newton.

Si bien el precedente se estableció temprano en el partido, un par de cabezazos tardíos en el segundo cuarto por parte de jugadores ofensivos de los 49ers no fueron sancionados cuando se jugaba profundo en el territorio de Panthers.

Una interferencia de pase de Drayton Florence en la zona de anotación llevó directamente a un touchdown de Vernon Davis que les dio a Jim Harbaugh y su equipo una ventaja que nunca perdió. En esa misma jugada, los oficiales no se percataron de 12 jugadores en la reunión cosa que hubiera dejado a los 49ers en la yarda seis en lugar de la uno.

Tras el partido, Munnerlyn dijo que la falta de Florence fue “horrible” y se quejó de que los 49ers se salieron con la suya con muchas cosas en el campo. “Probablemente me multarán por lo que estoy diciendo”, añadió Munnerlyn, “pero eso es lo que siento”.

De manera similar, Mitchell usó repetidas veces la palabra “terrible” para describir su propia falta, de acuerdo a Bill Williamson de ESPN.

Para ser justos, los Panthers perdieron la calma, se volvieron un obstáculo para sí mismos y no lograron aprovechar oportunidades brillantes.

Carolina no pudo detener a Anquan Boldin. No pudieron proteger a Newton en la segunda mitad. Y su temido frente fue pisoteado en un trío de series ofensivas que marcharon al menos 70 yardas en el segundo cuarto.

publicidad

Para crédito de Rivera, él no quiso hablar de los oficiales tras el partido.

“Algunas cosas pasaron ahí afuera”, dijo Rivera. “No queremos que nos empujen por aquí y por allá pero necesitamos mantener la calma, y eso es culpa mía como entrenador en jefe”.

“Obviamente estoy muy decepcionado con lo que sucedió. Cómo resultó”, continuó Rivera. “Pero eso es parte de aprender y crecer y ser un mejor equipo y aprenderemos de esto… nos convertimos en un equipo de futbol americano este año. Este partido no es indicativo de lo que fue nuestra temporada. Vamos a ser mejores. Vamos a regresar”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad