publicidad
El púgil de EU sufrió tras la pelea conmoción cerebral, fractura en las dos órbitas oculares y la nariz y una lesión en la espalda.

Shannon Briggs, hospitalizado tras pelea vs Klitschko, defendió a su entrenador

Shannon Briggs, hospitalizado tras pelea vs Klitschko, defendió a su entrenador

Shannon Briggs, hospitalizado tras su derrota contra el ucraniano Vitali Klitschko, salió en defensa de su entrenador, acusado de no querer parar el combate a pesar del mal estado físico del púgil antes del final.

El púgil de EU sufrió tras la pelea conmoción cerebral, fractura en las...
El púgil de EU sufrió tras la pelea conmoción cerebral, fractura en las dos órbitas oculares y la nariz y una lesión en la espalda.

BERLIN - El boxeador estadounidense Shannon Briggs, hospitalizado tras su derrota contra el ucraniano Vitali Klitschko en la noche del sábado al domingo, salió en defensa de su entrenador, acusado de no querer parar el combate a pesar del mal estado físico del púgil antes del final.

"A pesar de lo que se ha dicho durante la pelea mi entrenador, Herman Caicedo, quiso parar el combate pero yo le dejé claro que parar no era una opción", dijo Briggs en un comunicado publicado en su página web.

"Gracias a todos por vuestro apoyo y espero haber demostrado que tengo el corazón de un león y la perseverancia de un campeón", añadió Briggs, que tuvo que ser trasladado a un hospital de Hamburgo tras perder su combate por el título del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) de pesos pesados.

publicidad

El estadounidense, a pesar de sus 119 kilos, fue dominado por su adversario y consiguió sin embargo pelear los doce asaltos del combate, que terminó perdiendo por puntos (120-107, 120-107, 120-105).

Víctima de una conmoción cerebral, de fracturas en las dos órbitas oculares y la nariz y de una lesión en la espalda, Briggs aseguró que tras varias pruebas los médicos no encontraron "ninguna lesión grave en la cabeza" y que su hospitalización fue "una medida de precaución".

El combate sigue envuelto en la polémica por su violencia. "En tanto que entrenador habría parado el combate como más tarde en el décimo asalto", dijo Graciano Rocchigiani, un ex boxeador alemán, en declaraciones al periódico Bild.

"La actuación de Briggs es una vergüenza para el boxeo, no tenía ninguna posibilidad en este combate" explicó por su parte el boxeador Arthur Abraham en el mismo periódico.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad