publicidad

Retiene el peruano Alberto Rossel título minimosca ante el mexicano Zuñiga

Retiene el peruano Alberto Rossel título minimosca ante el mexicano Zuñiga

Alberto “Chiquito” Rossel retuvo el título mundial de boxeo en la categoría minimosca que le intentó arrebatar José Alfredo el “Diablito” Zúñiga.

LIMA- El peruano Alberto “Chiquito” Rossel retuvo esta madrugada el título mundial de boxeo en la categoría minimosca que le intentó arrebatar el mexicano José Alfredo el “Diablito” Zúñiga, quien en los últimos rounds corrió demasiado.

Rossel refrendó su palabra en el inicio de que ganaría la pelea y aunque terminó los 12 rounds con la frente ensangrentada luego de recibir un cabezazo de su contrincante y los jueces le dieron el triunfo con tarjetas de 117-114, 117-117 y 116-113.

A raíz del corte en la ceja derecha, el peruano se vio obligado a finiquitar la pelea y aceleró los golpes, en tanto el mexicano estuvo corriendo en los dos últimos rounds, que fueron decisivos para los jueces ya que la pelea hasta el décimo asalto estaba pareja.

Chiquito tiene 31 victorias en 40 peleas, 13 de ellas las ganó por nocaut y esta noche se consolido como campeón del Consejo Mundial de Boxeo en su categoría minimosca.

El mexicano comenzó con buen pie en el primer round en la Plaza Lima Norte y desestabilizó a su rival, pero en el segundo tanto, el peruano afianzó las piernas, soltó los brazos y se movió mejor tras hacer el ajuste necesario.

Al darse cuenta que el visitante se movía mucho, el peruano cambió de táctica pero el mexicano lanzaba duros golpes y recogía como resorte los brazos, forzando el combate.

publicidad

Un cabezazo accidental, propinado por el mexicano Zúñiga, en el sexto round pareció marcar la debacle del peruano quien bajó la guardia y se mostró desconcentrado, y luego en los rouds siguientes la pelea fue pareja pero hacia el final el peruano marcó la diferencia.

La pelea fue pareja y por ratos el peruano asestaba una seguidilla de golpes, pero el mexicano apechugó los ataques y respondió uno a uno y castigó a su rival.

En el undécimo round el mexicano recibió un fuerte castigo, con golpes en la cabeza y fue ganado por el peruano.

En el duodécimo asalto, el peruano acorraló al mexicano y este comenzó a correr por todo el ring, evitando que Chiquito Rossel conectara los golpes y este tanto fue para el peruano, lo que llevó a los jueces a determinar por unanimidad que el título se quedaba en Perú.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad