publicidad
Oscar González (Foto: Canelo Promotions)

Otra tragedia en el boxeo

Otra tragedia en el boxeo

El pasado 3 de febrero, falleció el boxeador Oscar ‘Fantasma’ González en la ciudad de México, al parecer por los golpes recibidos contra Jesús Galicia.

Oscar González (Foto: Canelo Promotions)
Oscar González (Foto: Canelo Promotions)

El pasado 3 de febrero, falleció el boxeador Oscar ‘Fantasma’ González en la ciudad de México, al parecer por los golpes recibidos en su pelea contra Jesús Galicia en la capital azteca.

La noticia cayó como balde de agua fría para la gente involucrada en el boxeo mexicano, Oscar era un joven, eso, un joven de 23 años, con mucho futuro dentro del boxeo mundial, pero así es este deporte, salvaje, cruel, que como da gloria, también arrebata y así se llevó la vida del ‘Fantasma’.

Tuve la oportunidad de platicar con Oscar González hace aproximadamente tres años en el Centro Ceremonial Otomí, él pertenecía a la cuadrilla de Erik ‘Terrible’ Morales, el tijuanense llevaba a los púgiles a los que les veía futuro a concentrarse con él.

publicidad

En esa ocasión, el ‘Fantasma’ nos dijo lo difícil que era estar en el Otomí, lejos de la familia y con la dieta para mantener el peso. Contó que se paraban a las seis de la mañana a correr, pero que debido al frío que les quemaba la piel, literal, recorrieron dos horas el trote, aún así el clima era insoportable.

Con gracia platicaba que los boxeadores concentrados ‘traficaban’ galletas, era lo más preciado en la concentración, la dieta les impedía ciertos ‘lujos’.

La distracción más importante que tenían era bajar el pueblo de Temoaya, iban pero sin ningún peso en el bolsillo, temían que rompieran la dieta y compraran refrescos o más galletas.

Oscar decía que lo difícil era eso, la dieta, el entrenamiento, que ya superado eso, lo más sencillo, entre comillas, era la pelea, lo duro se había pasado, quedaba subir al ring y ganar.

González poco a poco subió escalones, su futuro era prometedor. En su último combate tuvo problemas de peso, de hecho no lo dio, pero no se dijo nada y subió al ring a ganarse el pan de cada día.

Alguna vez dijo que ya no podía ser supergallo, su cuerpo no se lo permitía, sufría para dar las 122 libras, pero que si no era en esa categoría los promotores no lo querían poner a pelear, el ‘Fantasma’ tuvo que aguantar para hacer lo que más le gustaba, boxear.

publicidad

Oscar luchó por su vida dos días, se le declaró muerte cerebral, él había comentado a su esposa que si algún día su vida dependiera de las máquinas mejor lo desconectara, no quería vivir de esa manera.

Oscar González falleció a los 23 años, fue campeón juvenil supergallo del CMB y USNBC, su récord quedó en 33 triunfos, tres derrotas y 27 nocauts.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad