publicidad
Nonito Donaire derrotó a un ultra defensivo Omar Narváez por puntos y conservó el título gallo CMB y OMB.

Nonito Donaire derrotó a un defensivo Omar Narváez

Nonito Donaire derrotó a un defensivo Omar Narváez

El retador argentino Omar Narváez cayó por puntos en fallo unánime el sábado por la noche ante el campeón filipino Nonito Donaire en el Madison Square Garden de Nueva York, dejando un invicto de 37 pe...

Nonito Donaire derrotó a un ultra defensivo Omar Narváez por puntos y co...
Nonito Donaire derrotó a un ultra defensivo Omar Narváez por puntos y conservó el título gallo CMB y OMB.

NUEVA YORK - El retador argentino Omar Narváez cayó por puntos en fallo unánime ante el campeón filipino Nonito Donaire en el Madison Square Garden de Nueva York, dej" un invicto de 37 peleas y el sueño de un triple título mundial, esta vez en la categoría gallo.

El "Flash filipino" (27-1) conservó las coronas del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Organización Mundial de Boxeo (OMB) en un combate a 12 vueltas que lo tuvo como claro dominador y en el que los jurados lo vieron ganador con tarjetas de 120-108.

Para Nárvaez, de 36 años y oriundo de Trelew (Patagonia, sur), la derrota ante Nonito Donaire pone fin a un invicto de once años y 37 peleas (35 victorias y dos empates).

Campeón mundial mosca de la OMB en 2002, Narváez había defendido ese título en 16 ocasiones hasta que lo resignó en 2010 para subir a la categoría superior, supermosca, cuya corona obtuvo en mayo de ese año.

publicidad

Donaire, de 28 años y nativo de la ciudad filipina de General Santos aunque residente en San Leandro (California, Estados Unidos), había ganado la corona gallo del CMB en diciembre pasado contra el ucraniano Wladimir Sidorenko y en febrero de este año le agregó el título de la OMB al vencer al mexicano Fernando Montiel.

Con un Madison Square Garden repleto, "El Huracán" Narváez trató de pelear de igual a igual contra Donaire, un temible noqueador que llegaba con un récord de 25 victorias consecutivas en los últimos 9 años, y conectó un par de buenos golpes al final del primer asalto.

Sin embargo, el filipino hizo valer su velocidad a partir del segundo asalto y en la cuarta vuelta conectó de lleno a Narváez en el rostro y lo acorraló contra las cuerdas con varias combinaciones, levantando a un público volcado mayoritariamente a su favor.

Narváez resistió con guapeza el trámite en las vueltas siguientes, pero Donaire siguió martillando desde la distancia y mantuvo bajo control al retador, que no pudo salir de su posición defensiva y vio cómo se le esfumaba el sueño de la triple corona en su debut en Estados Unidos ante un rival superior.

"¡Esto es una basura!", coreó la gente durante el último asalto, descontenta con la falta de acción en un combate del que se esperaba mucho más teniendo en cuenta la pegada de Nonito y la experiencia de Narváez.

publicidad

"No sé qué le pasaba por la cabeza", dijo el filipino al referirse a la actitud pasiva del retador, lamentando no haber podido coronar su victoria con un nocaut.

"No quería pelear", agregó, asegurando que Narváez no peleó pensando en que podía ganar.

De su lado, Narváez aseguró que Donaire no lo "lastimó" en ningún momento y que no sintió "ninguno de sus golpes".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad