publicidad

Marco Antonio ‘Veneno’ Rubio siempre el ‘ya merito’

Marco Antonio ‘Veneno’ Rubio siempre el ‘ya merito’

‘’Ya merito’’, ésta se dice cuando alguien está a punto de lograr algo, pero al final falla, y se puede aplicar perfectamente a ‘Veneno’ Rubio.

MÉXICO " Hay una frase muy famosa en México: ‘’Ya merito’’, ésta se dice cuando alguien está a punto de lograr algo extraordinario, pero al final falla, y se puede aplicar perfectamente a Marco Antonio ‘Veneno’ Rubio.

El púgil nacido en Torreón, ha tenido dos oportunidades por el título medio, las dos las perdió; primero contra Kelly Pavlik y después contra Julio César Chávez Jr. De las seis derrotas de Rubio, cuatro han sido en Estados Unidos, una en Ucrania y otra en México, lo que demuestra la poca mentalidad que tiene, los boxeadores se hacen fuera de casa.

Me recuerda a Rodolfo ‘Chango’ Casanova, que cuando Joe Conde le hablaba en inglés se hacía chiquito y perdía.

Al ‘Veneno’ se le presentó una oportunidad única, enfrentar a uno de los mejores púgiles del momento, Gennady Golovkin, el chance es único, el todo o nada, una contienda que a sus 34 años lo catapultaría, pero ya empezó mal, no dio el peso. Cosa mínima que se pide para un boxeador que quiere llegar a la excelencia, como bien dicen los que saben, la pelea se gana en el gimnasio, Rubio ya perdió ahí.

Si bien no ha perdido, lo sucedido habla de la poca disciplina que tuvo para encarar la contienda, se fue con Robert García a Oxnard, tuvo un preparador físico, pero ni así el 'Venneo' pudo dar el peso, cosa rara, ya que lleva practicamente toda su carrera en las 160 libras.

publicidad

El de Torreón dejó en la báscula 100 mil dólares y la poca esperanza que tenía de ganar, sin subir al ring ya decepcionó a sus fans, bien lo dijo su promotor; ''Marco Antonio ganará y dara una sorpresa mundial'', por ahora ya cumplió algo; sorprendió su derrota ente la romana.

Golovkin es favorito en las apuestas por 50-1, con lo del pesaje sus momios subirán. Ojalá que Rubio calle bocas, por lo pronto él debió cerrar la suya y puesto a entrenar.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad