publicidad

Juan Manuel Márquez noqueó Likar Ramos

Juan Manuel Márquez noqueó Likar Ramos

El mexicano Juan Manuel Márquez (53-5-1, 39 KOs), campeón mundial ligero de la AMB y OMB, venció con un impresionante nocaut al colombiano Likar Ramos (24-4, 18 KOs) en el primer episodio

CANCÚN " El mexicano Juan Manuel Márquez (53-5-1, 39 KOs), campeón mundial ligero de la AMB y OMB, venció con un impresionante nocaut al colombiano Likar Ramos (24-4, 18 KOs) en el primer episodio en la función “Dinamita Pura” celebrada en la Plaza de Toros de Cancún.

El ring se había calentado con la victoria de Rafael Márquez sobre Eduardo Becerril, era la primera vez desde hace seis años que los hermanos no compartían una cartelera.

Juan Manuel Márquez fue arropado por el público desde que salió del vestidor, el “Dinamita” hizo cimbrar el recinto con su presencia, la gente le respondió con los gritos de “Márquez, Márquez”, que se escuchaban como una sola voz, los presentes estaban enardecidos, entregados al mejor boxeador mexicano del momento.

La familia del mexicano, su esposa y tres hijos, estaba postrada en ring side, con orgullo escuchaban los alaridos del público, y sus gargantas se unieron a ellos, la Plaza era un manicomio.

Cuando Márquez fue presentado las butacas de la arena temblaron, el ruido era ensordecedor, pocas veces victo en Cancún. Ramos recibió abucheos hasta por debajo de la lengua, como presagio de un final rápido.

El pleito empezó, Juan Manuel maneja bien el jab, no se dejaba llegar al colombiano, parecía el clásico round de estudio, nadie enseñaba nada, hasta que Ramos abrió su guardia y el mexicano explotó su dinamita con un devastador derechazo que mandó desarticulado a Likar Ramos a la lona, el réferi ni siquiera contó, el colombiano estaba muy mal, la victoria era para Márquez, ante un público eufórico ante la muestra de poder del mexicano.

publicidad

Por momentos el ring se llenó de angustia, Ramos no se movía, cayó con los ojos cerrados y las manos en cruz, los doctores subieron para auxiliarlo, por fortuna el colombiano abrió los ojos, y empezó a hablar y con ayuda llegó a la esquina, para tranquilidad de todos.

Como pelea de preparación para enfrentar a Manny Pacquiao, a Juan Manuel le sirvió de poco, Ramos sólo aguantó en el cuadrilátero un 1:47 segundos, sin embargo Márquez sintió, palpó, vivió la necesidad que tienen los mexicanos de que derrote al “Devorador de Mexicanos”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad