publicidad

José Ángel "Mantequilla" Nápoles debutó hace 53 años

José Ángel "Mantequilla" Nápoles debutó hace 53 años

José Ángel "Mantequilla" Nápoles debutó hace 53 años.

MÉXICO - A partir del nacimiento del boxeo, los ídolos, las leyendas han dejado su nombre grabado con letras de oro, uno de ellos  sin duda José  Ángel “Mantequilla” Nápoles uno de los más grandes boxeadores de todos los tiempos.

A pesar de haber nacido en Cuba, “Mantequilla” fue adoptado por todos los mexicanos como un hijo tricolor, y es que para él, su segunda casa es México y así lo demostró en cada ocasión que subió al cuadrilátero.

Después de salir de su natal cuba y emigrar al territorio mexicano, José  Ángel Nápoles se dedicó al boxeo sin saber que se convertiría en una leyenda de los encordados y tras una larga carrera como amateur, con 475 peleas y solo 5 perdidas, se inició en el boxeo profesional.

Su debut como profesional se dio el 2 de agosto de 1958, cuando noqueó a Julio Rojas en el primer round. Usando a México como base comenzó a calibrarse con rivales de mayor nivel y en diferentes arenas del mundo. Así, tuvo tres memorables peleas con JC Morgan, boxeo en Japón ante Taketero Yosimotu y noqueó al ex campeón mundial Eddie Perkins.

Después de anotarse un sin número de triunfos, “Mantequilla” tuvo la oportunidad de ir por el título mundial welter que poseía Curtis Cokes. Aquella noche resultó inolvidable, Nápoles ganó por la vía del cloroformo en el round 13 y celebró con un sombrero mexicano, lo que se convirtió en su marca personal.

publicidad

Realizó tres defensas exitosas, incluida la revancha ante Cokes y la pelea ante el ex campeón Emile Griffith, pero luego perdió el cetro frente a Billy Backus cuando fue detenida la pelea en el cuarto asalto por una lesión en el ojo, tras eso, Nápoles pidió la revancha en 1971 para recuperar su cinturón, el cual defendió y conservó durante cinco años.

El 9 de febrero de 1974 se dio la pelea más esperada ante el inigualable Carlos Monzón, lamentablemente  José Nápoles fue noqueado en el séptimo round y regresó a su categoría original, el peso welter. El 6 de diciembre de 1975 perdió ante el inglés John H. Stracey  y tras ese desenlace decidió dejar los guantes.

Con el boxeo corriendo por sus venas, José “Mantequilla” Nápoles continua ligado al deporte de sus amores, entrenando y trasmitiendo sus experiencias a los jóvenes que buscan ser las nuevas promesas del boxeo.

Una leyenda viviente, que siguió sus sueños más allá de las fronteras, un hombre que no se rindió jamás y que lucha día con día. Un verdadero ejemplo de vida.

"Soy muy escurridizo con las mujeres, por eso mi apodo" José “Mantequilla” Nápoles

COn información del CMB.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad