publicidad

Jhonny González contento por el cierre del 2015

Jhonny González contento por el cierre del 2015

Luego de cerrar el año con victoria, el boxeador Jhonny González descansará y recargará energías rumbo a un 2016 que espera brillante

Jhonny

MÉXICO - Luego de cerrar el año con victoria, el boxeador Jhonny González descansará y recargará energías rumbo a un 2016 que espera brillante, donde tiene como objetivo disputar un título del mundo y coronarse, con el retiro todavía lejos de su mente.El sábado anterior se impuso el "Bombardero" al japonés Hurricane Futa por decisión unánime en Los Mochis, Sinaloa, para lograr su segundo triunfo del año, en el que también sufrió dos derrotas, para un 2015 con pros y contras.

"Fue de altos y bajos, no fue un año excelente como los anteriores, pero estamos trabajando, queremos buscar un título mundial más el próximo año y vamos paso a paso", dijo Jhonny, que en marzo pasado perdió el título pluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

publicidad

Tras su combate con Futa en el Polideportivo Centenario, dijo que ya platicó con el promotor Oswaldo Kuchle, quien le pidió que descansara y disfrutara de las fiestas de fin de año "y ya el próximo ver las carteleras y fechas disponibles para ver cuando regresamos al ring".

Y en espera de que sea un 2016 espectacular y pueda contender por el cetro de la OMB ante el ganador de la pelea entre el puertorriqueño Román "Rocky" Martínez y el mexicano Orlando "Siri" Salido, dejó en claro que aún hay Jhonny para rato en el boxeo.

"Yo me siento a gusto todavía, entrenando y trabajando, disfrutando lo que me gusta que es el boxeo, cuando me aburra o llegue una lesión importante será el momento de decir adiós", manifestó.

De la pelea con Futa, manifestó que fue muy complicada, aunque le sorprendió que el japonés no peleara tan sucio como lo había visto en algunos videos, además "aguanta mucho castigo, le pegaba abajo y le dolía, pero así me lo aguantó".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad