publicidad
Sergio Martínez, de 35 años, realizó exitosamente su primera defensa del título del peso mediano del CMB.

''He trabajado muy duro para llegar hasta aquí'': Sergio 'Maravilla' Martínez

''He trabajado muy duro para llegar hasta aquí'': Sergio 'Maravilla' Martínez

El púgil argentino Sergio "Maravilla" Martínez dijo sentirse "feliz" y "realizado" después del fuera de combate espectacular que logró en el segundo asalto frente a Paul Williams para retener la corona del peso mediano del CMB.

Sergio Martínez, de 35 años, realizó exitosamente su primera defensa del...
Sergio Martínez, de 35 años, realizó exitosamente su primera defensa del título del peso mediano del CMB.

ATLANTIC CITY - El púgil argentino Sergio "Maravilla" Martínez dijo sentirse "feliz" y "realizado" después del fuera de combate espectacular que logró en el segundo asalto frente al estadounidense Paul Williams para retener la corona del peso mediano, versión Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

"Lo que he conseguido esta noche no ha sido algo fácil sino el producto de una gran cantidad de trabajo", declaró Martínez al concluir la pelea con un fuera de combate que comienza a ser promocionado como el mejor del año. "Realmente he trabajado muy duro".

Martínez, de 35 años, que hacía su primera defensa del título del peso mediano del CMB, sólo dejó que Williams dominase los dos primeros minutos del asalto inicial, luego comenzó a entrar en su guardia con dos buenas combinaciones y le "cazó" al primer error.

publicidad

"Estaba preparado para esperar sus errores", explicó Martínez. "Vino hacia mí con la guardia muy abierta y me dejó el espacio para que le pudiese golpear en plenitud".

El púgil argentino, que en el 2001 viajó a España para trabajar en Guadalajara y luego comenzar a entrenar en Madrid con Ricardo Sánchez Atocha en el gimnasio del Rayo, dijo que estaba abierto a todo tipo de ofertas que le pudiesen hacer para el futuro.

"Deseo estudiar las ofertas que me puedan hacer y ver qué es lo mejor para mi futuro", declaró Martínez al concluir la pelea, en la que dejó asombrados a los aficionados y eufórico a su promotor Lou DiBella. "Me siento feliz por personas como Lou que han confiado en mi todo el tiempo".

Por su parte, Williams reconoció que el golpe que recibió fue "demoledor", aunque también dijo que se habían tratado de algo aislado.

"Me alcanzó con un golpe", declaró Williams ya recuperado del segundo fuera de combate que sufre como profesional en las dos únicas veces que ha perdido. "Me siento bien, me colocó un golpe que no vi llegar".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad