publicidad

Hace 50 años Muhammad Ali se convirtió en campeón mundial

Hace 50 años Muhammad Ali se convirtió en campeón mundial

Muhammad Ali se convirtió en campeón mundial completo hace 50 años al derrotar a Sonny Liston en Miami, Florida.

Era el año de 1964 y el Convention Hall de Miami, retumbaba con el frenesí de 8 mil 267 almas congregadas en aquel lugar.

De pronto y por algunos instantes se hizo silencio, el público enmudeció y sólo una voz estremecía el recinto, era la voz del joven de piel negra que en ese entonces era conocido como Cassius Clay:

"¡Quiero que todo el planeta sea testigo! ¡Soy el más grande!¡Acabo de cumplir 22 años y he liquidado a Sonny Liston! ¡Soy el rey del mundo!"

Así comenzó la historia…

Un día como hoy hace medio siglo, el mundo de los guantes se conmocionó ante la llegada de un nuevo rey de los pesos completos y la tristeza de ver a un gran gigante de los encordados, Sonny Liston, la “Bestia” sucumbir frente a aquel joven por quien pocos apostaban.

Sonny Liston, el hombre que no conoció lugar ni fecha de nacimiento, que sólo sabía escribir su nombre pero que ganó fama en los encordados, estaba por enfrentar al campeón olímpico que recitaba poemas y decidía en qué round acabaría con sus rivales.

Con todos los reflectores puestos en este combate, comenzó una de las guerras psicológicas más famosas de la historia del boxeo; Cassius Clay, (quien después de convertirse al Islam se cambió el nombre a Muhammad Ali), persiguió a Liston armado con un tarro de miel, "para atraer al gran oso feo", Clay atacó a su rival con frases como: "¡una de mis alfombras va a ser tu pellejo! ¡Te voy a regalar al zoológico cuando termine contigo!.

publicidad

De esta manera desvió la atención e hizo creer a todos que no era más que un hablador al que Liston liquidaría fácilmente; sin embargo y ajeno a todas las críticas y al show que él mismo alimentaba en cada conferencia, Clay se dedicó a entrenar de forma impecable.

En aquel entonces Sonny Liston era el modelo de campeón del mundo, un bombardero que no sólo derrotaba a sus oponentes de manera brutal sino que los avasallaba con aquellos nocauts fulminantes.

El 25 de Febrero, el New York Post anunciaba, que Liston ganaría a los 18 segundos del primer asalto e incluso las apuestas estaban 7 a 1 en favor de Sonny.

Con los ojos del mundo puestos en estos dos pugilistas, la historia comenzó a escribirse… la campanada inicial cimbró el recinto y con ella el frenesí de los aficionados. Segundo asalto y el hombre más duro sangraba abundantemente producto de un letal golpe de Ali debajo del ojo izquierdo.

Las acciones continuaron hasta el quinto asalto sin que Liston pudiera lastimar a Ali, quien tenía pleno dominio de las acciones. Arrancaba el sexto asalto y ante la incredulidad de todos Liston se quedó en su esquina, la “Bestia” había sido liquidada por aquel joven que se convirtió en leyenda: Muhammad Ali.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad