publicidad

'Fue un honor ver pelear a Winky Wright': "scar De la Hoya

'Fue un honor ver pelear a Winky Wright': "scar De la Hoya

Ronald "Winky" Wright, ex campeón mundial indiscutido de peso superwelter y contendiente de peso mediano desde hace mucho tiempo.

LOS ÁNGELES - Ronald "Winky" Wright, ex campeón mundial indiscutido de peso superwelter y contendiente de peso mediano desde hace mucho tiempo, ha decidido retirarse de los ensogados a la edad de 40 años, luego de reñida batalla a 10 asaltos frente a Peter "Kid Chocolate" Quillín el pasado sábado por la noche en el Home Depot Center en Carson, California.

"Parte de ser boxeador es saber cuándo dejar de serlo", dijo Winky Wright, quien perdió por decisión ante el invicto Quilín. "Es tiempo para mí. Hice lo que me propuse hacer y eso fue ser grande y convertirme en campeón del mundo. Tengo un montón de grandes recuerdos de esta carrera deportiva y todavía voy apoyar este gran deporte al que he dedicado mi vida. Quiero agradecer a todas las personas que me ayudaron en el camino y, sobre todo, a los fanáticos que me han apoyado todos estos años", puntualizó.

"Winky Wright es un acto de pura clase dentro y fuera del ring y si querías presenciar lo que era la verdadera habilidad, tenias que haberlo visto pelear", dijo "scar de la Hoya, presidente de Golden Boy Promotions. "Lo felicito por su asombrosa carrera. Sé que vamos a verlo muy pronto en el Salón de la Fama. ¡Winky [Wright], fue un honor verte en el ring y al mismo tiempo promover algunas de tus peleas"!, subrayó.

publicidad

"Winky [Wright] es el atleta consumado, pero lo más importante es un hombre de carácter, seguridad y un gran padre", dijo Jim Wilkes, abogado y amigo de Wright durante mucho tiempo. "En un mundo de tolerancia, él nunca ha fumado un cigarrillo o bebido un trago de alcohol. Es un gran amigo y espero ser parte de sus venideras aventuras", indicó.

"Ha sido una sensación bendita e increíble representar a uno de los grandes boxeadores libra por libra de todos los tiempos en Winky Wright", dijo Damián Ramírez, asesor y amigo de mucho tiempo de Wright. "Echaré de menos los momentos de diversión y las risas que disfrutamos durante su camino a la grandeza dentro del cuadrilátero. ¡Yo lo considero no sólo un amigo, sino como hermano de una persona extraordinaria, y en mis ojos un campeón del mundo de por vida!", aseguró.

Ronald "Winky" Wright (51-6-1, 25 nocáuts), un verdadero gladiador que compitió en todo el mundo mientras enfrentaba a lo mejor en ese momento, emocionó a los aficionados en Estados Unidos, Francia, Alemania, Argentina, Sudáfrica e Inglaterra a lo largo de sus casi 22 años de carrera, mostrando los puntos más finos de la dulce ciencia cada vez que ingresó en el tinglado.

Después de construir su reputación en la escena internacional, el único lugar donde podía conseguir alguien que lo enfrentara, el orgullo de St. Petersburg, Florida, finalmente consiguió su primera oportunidad por un título mundial en agosto de 1994, cuando perdió una decisión ante Julio César Vásquez, monarca superwelter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

publicidad

Wright logró nueve victorias consecutivas y en su décimo combate -- luego del pleito contra Vásquez --, derrotó a Bronco McKart el 17 de mayo de 1996 capturando el título superwelter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). Wright defendió el cinturón tres veces antes de cederlo a Harry Simon en agosto de 1999. Dos peleas después, realizó su debut en HBO y perdió una decisión muy controvertida seguida por otra derrota por decisión ante el en ese entonces invicto Fernando "Feroz" Vargas, que fue considerado como uno de los peores fallos de 1999.

La resistencia de Wright era incomparable, y en el 2001, se convirtió en monarca mundial de nuevo derrotando a Robert Frazier por título de las 154 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB). Nadie tocó a Wright en los próximos seis años, ya que se ganó un lugar en la lista del mejor libra por libra mediante la unificación de los títulos de peso superwelter mientras superaba a púgiles de la talla de Sugar Shane Mosley (dos veces), Félix "Tito" Trinidad y Ike "Bazooka" Quartey.

Combatiendo esporádicamente después de revés del 2007 frente a Bernard "The Executioner" Hopkins, Wright sufrió derrotas en el 2009 ante Paul "The Punisher" Williams y la última el pasado sábado por la noche frente a Quilln, pero como era su costumbre, salió del cuadrilátero dejándolo todo para que el mundo lo viera.

publicidad

Ahora, Wright espera pronto que un día sea incluido en el Salón Internacional de la Fama del Boxeo. Mientras tanto va a pasar su tiempo con los amores de su vida, su esposa Pie, sus hijos, sobrinas y sobrinos, y los campos de golf de la costa Oeste de Florida.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad