publicidad
Los Spurs vencieron a los Clippers con un 89-85, victoria que representa la número 500 para los tres grandes: Duncan, Ginobili y Parker.

"Big Three" de San Antonio firma su victoria 500

"Big Three" de San Antonio firma su victoria 500

Los Spurs vencieron a los Clippers con un 89-85, victoria que representa la número 500 para los tres grandes: Duncan, Ginobili y Parker.

Los Spurs vencieron a los Clippers con un 89-85, victoria que representa...
Los Spurs vencieron a los Clippers con un 89-85, victoria que representa la número 500 para los tres grandes: Duncan, Ginobili y Parker.

Kawhi Leonard, sin estar completamente recuperado de una fuerte conjuntivitis, se erigió en la figura de los San Antonio Spurs para remontar en el último suspiro a Los Angeles Clippers, con marcador 89-85.

Se trata de la primera victoria a domicilio de los texanos esta temporada, y de la número 500 para su "Big Three": Duncan, Ginobili y Parker, en temporada regular. Sólo son superados por el trío Larry Bird, Kevin McHale y Robert Parish, de los Boston Celtics, con 640 victorias.

Leonard, que robó un balón decisivo a Paul a falta de 52 segundos, firmó 26 puntos y 10 rebotes, mientras que Tim Duncan aportó 18 tantos y 11 rebotes. El argentino Manu Ginobili ayudó con 10 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias en 25 minutos.

publicidad

Por los locales destacaron Blake Griffin, con 23 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias, y Chris Paul, con 12 tantos, 10 rebotes y 9 asistencias.

Los tejanos no pudieron contar con el brasileño Tiago Splitter ni el italiano Marco Belinelli de baja por molestias en la pantorrilla y en la ingle, respectivamente.

Ante un Duncan poco inspirado (arrancó con 0/3 en el tiro, dos pérdidas de balón y dos personales en el primer cuarto), los Clippers construyeron las primeras ventajas (20-12, 37-27) gracias a la conexión Griffin-Paul y la aportación de Jamal Crawford y JJ Redick.

Los Spurs, tras el despertar de su pívot titular, fueron reduciendo las distancias a pesar de su nulo acierto desde el triple (0/12), en parte solucionado por la inteligencia de Ginobili en la distribución del balón y la destreza ofensiva de Leonard.

El conjunto de Gregg Popovich dejó el marcador en 42-39 al descanso y, tras fallar un triple más, el primer acierto desde el perímetro llegó de las manos de Matt Bonner y fue seguido, justo a continuación, por otro obra de Leonard para igualar aún más la situación en el tercer cuarto (51-50).

En ese momento Paul tomó el mando (64-57). Manifiestamente superior hoy en su enfrentamiento directo ante un desdibujado Tony Parker, el base angelino hizo un fastuoso despliegue de sus facultades y comenzó a coquetear con el triple-doble.

El francés, no obstante, resurgió en el último cuarto y lideró la remontada de su equipo. La experiencia es un grado y eso volvió a quedar patente en unos instantes finales disputados con pulso de cirujano por parte de San Antonio, mientras el rival se diluía entre pérdidas de balón.

publicidad

Los Spurs obtuvieron su primera ventaja del choque a falta de 1:30 para el final y con cuatro puntos seguidos de Leonard y una asistencia suya se pusieron con 82-87 en el marcador tras un parcial de 0-12. Entonces se llegó a un final rocambolesco, con tres tiros libres anotados de Crawford (85-87) y dos tiros libres fallados por Ginobili.

También falló Paul en penetración y pidió un tiempo muerto cuando a su equipo no le quedaban, de ahí que se señalara técnica. Parker erró desde la personal, pero no así Leonard tras el saque de banda posterior.

Los de Rivers no anotaron un solo punto en los últimos 5:48, hasta los tiros libres de Crawford a falta de 25 segundos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad