publicidad
Loah Linares

Joven cubano acampa frente al estadio de los Dodgers en busca de una prueba

Joven cubano acampa frente al estadio de los Dodgers en busca de una prueba

Loah Linares, un joven cubano, acampa frente al estadio de los Dodgers en busca de una prueba.

Loah Linares
Loah Linares


Los Ángeles, California.- Un joven cubano acampa desde hace tres semanas a las puertas del estadio de los Dodgers en Los Ángeles  a la espera de que el equipo de las Grandes Ligas le de una oportunidad de mostrar su talento en el béisbol.

"Está caliente durante el día, a veces hace frío por la noche, pero aun así entiendo que buenas cosas llegan a los que esperan", dijo a Efe Loah Linares, de 22 años, quien duerme en la acera de la entrada del estadio.

Como miles de inmigrantes cubanos, Linares llegó a Estados Unidos procedente de La Habana en busca de un mejor futuro para él y su familia, y, tras vivir varios años en Arizona, donde jugó al béisbol, el joven decidió buscar en California la manera de demostrar que puede ser un bateador de la novena de los Dodgers.

"Tengo mucha confianza en mi juego, tengo mucha confianza en la manera con la que me desplazo en todo el terreno, soy rápido, tengo buen brazo, me gusta batear y tengo buen poder al bate", describió.

Linares sufrió un accidente en uno de sus hombros, lo que lo alejó del diamante por unos años, pero ahora quiere regresar con mayor impulso: "Yo creo en mí, creo en mis habilidades".

Aunque no ha logrado pasar de la entrada del estadio, en estas tres semanas el pelotero ha llamado la atención de los fanáticos del equipo angelino, muchos de ellos inmigrantes que llegaron a EE.UU. como él en busca de una oportunidad.

publicidad

"Cuba no es un país muy rico, el pasar trabajo me da mucho ánimo de poder representar a muchos niños que tengan ese sueño, el sueño de llegar a las Grandes Ligas", aseguró.

Para Ángel Villa, seguidor de los Dodgers que vive cerca del estadio, la estrategia de Linares es como la de miles de inmigrantes que antes de darse por vencidos deciden arriesgarlo todo.

Y la persistencia del cubano en practicar día y noche frente al estadio animó al mexicano a apoyarlo con comida y algunos suplementos de aseo.

"Está decidido a quedarse fuera del Dodger Stadium durante el tiempo que sea necesario, y ha estado trabajando tanto como le sea posible en las calles, esperando que los propietarios le den una oportunidad", dijo.

Al igual que logró con Villa, el cubano ha convencido a otros fanáticos de los Dodgers, que le han brindado comida y vestuario mientras logra un domicilio fijo.

Los días de acampada fuera del estadio también le han servido a Linares para lograr la atención de la prensa especializada en este deporte.

Sueña con llegar a los LA Dodgers Univision

Y, aunque muchos dudan de que el equipo azul le de una oportunidad, cronistas como Ted Berg, del diario USA Today, aseguran que, en el mejor de los escenarios, Linares podría a llamar la atención de la liga independiente para ganar un poco de publicidad.

"Una vez que esté jugando, los equipos de las Grandes Ligas sabrán rápidamente si en realidad tiene el talento de estar en la MLB", opinó.

El cubano quiere repetir la historia de su compatriota Jasiel Puig y para eso incluso retó al consentido de los Dodgers.

"Personalmente me gusta competir y si me tuviesen que poner a competir contra Jasiel Puig, compito hasta contra él, porque al final de la jornada solamente hay 9 posiciones en el terreno de béisbol", afirmó.

publicidad

Puig se convirtió en la representación del sueño americano hecho realidad, y después de varios intentos por salir de Cuba, el pelotero logró huir de la isla hacia México para unirse al camino que miles de inmigrantes toman hacia EE.UU.

Linares dice incluso que puede llegar a superar a su compatriota, pues los dos son inmigrantes, saben el dolor de tener que abandonar la isla en busca de un mejor futuro y lo más importante, aman al béisbol por encima de todo.

El equipo de los Dodgers no se ha pronunciado sobre el sueño de Linares, y tampoco ningún cazatalento ha expresado su intención de representarlo.

Sin embargo, Linares sigue en pie de lucha y gana adeptos entre los seguidores del equipo que han pedido que dejen al joven probar que es talentoso.

"Yo estoy dispuesto a pasar el tiempo que sea necesario aquí, afuera de los Dodgers, tratando de llamar la atención de cazatalentos para que me den esa oportunidad de regresar de nuevo al béisbol", aseguró Linares.

Por: Ana Milena Varón

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad