publicidad
Rafael Palmeiro dio positivo por un esteroide al cual atribuyó a una inyección de vitaminas B-12 en 2005, meses después de declararse inocente ante el Congreso.

Rafael Palmeiro reitera que nunca consumió esteroides como profesional

Rafael Palmeiro reitera que nunca consumió esteroides como profesional

El ex toletero cubano Rafael Palmeiro, volvió a ser actualidad después de las declaraciones en las que reitera que nunca consumió substancias prohibidas.

Rafael Palmeiro dio positivo por un esteroide al cual atribuyó a una iny...
Rafael Palmeiro dio positivo por un esteroide al cual atribuyó a una inyección de vitaminas B-12 en 2005, meses después de declararse inocente ante el Congreso.

NUEVA YORK - El ex toletero cubano Rafael Palmeiro, volvió a ser actualidad después de las declaraciones que realizó a la página de internet de Sports Illustred, en las que reitera que nunca consumió substancias prohibidas durante su carrera profesional.

La negativa de Palmeiro se da, a pesar que unas semanas después de haber negado categóricamente ante un comité del Congreso de Estados Unidos que "nunca" había consumido esteroides, las Grandes Ligas lo sancionaron por haber resultado positiva la prueba antidopaje a la que fue sometido.

Palmeiro, que llegó a la marca de los 3.000 imparables y está en la lista de los peloteros que pueden llegar a entrar al Salón de la Fama, tiene la esperanza que los miembros de la Asociación de Periodistas que otorgan los votos crean en su inocencia y lo traten en base a su logros en el campo de juego.

publicidad

El ex toletero cubano, de 46 años, que jugó con los Cachorros de Chicago, Orioles de Baltimore y Vigilantes de Texas, dijo que tenían la esperanza que le perdonen el error de haber empleado una inyección con una vitamina contaminada en el 2005, cuando jugaba con los Orioles, y ser exaltado en su primer año de elegibilidad.

La votación se dará a conocer la próxima semana y los expertos creen que Palmeiro no va a salir elegido.

"Dije la verdad en ese momento, y estoy diciendo la verdad ahora", declaró Palmeiro. "No tengo más nada que decir. Nunca consumí esteroides. No voy a convencer a la gente que cree que usé esteroides de manera intencional. Pero espero que los votantes sabrán juzgar en forma justa y no se dejen llevar por un error".

Palmeiro jugó cuatro Partidos de las Estrellas y acumuló 569 jonrones y 3.020 hits en su carrera en las mayores.

En un momento que nadie olvida, el pelotero de origen cubano se manifestó desafiante durante una audiencia en el Congreso en 2005, en la que negó el uso de esteroides.

Sin embargo, apenas meses después, Palmeiro dio positivo por un esteroide al cual atribuyó a una inyección de vitaminas B-12 que le dio su compañero de equipo, el campocorto dominicano Miguel Tejada, que posteriormente admitió que había mentido al Congreso.

Tejada, que pudo haber sido expulsado del país e inclusive ir a la cárcel, al final recibió una condena de libertad condicional en el 2009, 100 horas de servicios comunitarios y 5.000 dólares de multa por engañar al Congreso sobre el consumo de sustancias prohibidas por parte de un ex compañero de equipo.

publicidad

"Nunca jugué pensando en el Salón de la Fama", destacó Palmeiro. "Sólo jugué pensando en ganar y divertirme. Pero, es verdad, ahora mismo el Salón de la Fama es algo que me importa. ¿Por qué no me gustaría estar ahí? Sería algo que a lo que daría el máximo valor. Espero que no me dejen fuera por un error al final de mi carrera".

Otro toletero estelar que no ha podido entrar al Salón de la Fama por su implicación en el dopaje ha sido Mark McGwire, el primero que batió la marca de jonrones del legendario Roger Maris, al llegar a los 70 durante la temporada de 1998 cuando mantuvo un duelo estelar con el dominicano Sammy Sosa.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad