publicidad
El puerto de Veracruz terminó con 42 años de sequía en campeonatos en el béisbol tras una serie emocionante como pocas.

Manuel Aguilar Caloca: Una Serie Final pintada de rojo y que provocó un carnaval

Manuel Aguilar Caloca: Una Serie Final pintada de rojo y que provocó un carnaval

El puerto de Veracruz terminó con 42 años de sequía en campeonatos en el béisbol tras una serie emocionante como pocas.

El puerto de Veracruz terminó con 42 años de sequía en campeonatos en el...
El puerto de Veracruz terminó con 42 años de sequía en campeonatos en el béisbol tras una serie emocionante como pocas.

VERACRUZ, México " Suele utilizarse una frase que muchas veces se convierte en lugar común, pero que en esta ocasión es justificado su uso: El béisbol salió ganando.

La Serie Final de la Liga Mexicana de Béisbol se decidió de manera sensacional en siete juegos, la máxima instancia y nos ha permitido dejar constancia de que el deporte siempre nos tiene reservadas sorpresas de todos los calibres y, en este caso, de manera inesperada.

Nadie hubiera imaginado una final Veracruz-Aguascalientes, nadie hubiera esperado que dieran tan buenos partidos, que llevaran la final hasta un séptimo juego y que en todos los cotejos hubiese buen béisbol, gran pitcheo, bateo y espectaculares jugadas defensivas, de una y otra novena.

Hubo héroes que dieron el todo y alcanzaron la gloria, desde el joven receptor Humberto Sosa "de origen veracruzano- que disparó tres cuadrangulares y produjo en total 11 carreras, hasta el experimentado lanzador dominicano Lorenzo Barceló, que llegó como refuerzo en la recta final de la temporada y se convirtió en el “caballito de batalla” ganando seis partidos en los playoffs, incluyendo dos victorias en la Serie Final para ser nombrado con toda justicia el Jugador Más Valioso.

publicidad

Barceló fue un guerrero que ganó los cotejos que terminaron siendo los más significativos para el Águila. Regresó a los Rojos a la vida tras haber perdido los dos primeros juegos en casa para ir a ganar a Aguascalientes el tercero y se llevó la victoria en el séptimo. Llegó a ligar 12 entradas sin permitir carrera y se convirtió en un ídolo inolvidable en el puerto.

El béisbol mexicano vivió una jornada extraordinaria con los Rojos del Águila campeones por primera vez desde 1970, escribiendo una página inolvidable en la historia de la LMB.

Aguascalientes fue un dignísimo rival y su regreso a la liga como equipo de expansión trajo muchas emociones, que pocos esperábamos, pero que gozamos a lo grande.

Definitivamente, el béisbol salió ganando.

Déjanos tus comentarios en nuestros foros de deportes y comparte la información en Facebook y Twitter.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad