publicidad
Héctor Navarro refleja el desencanto de los Rojos del Águila de Veracruz que no han podido responder con pitcheo ni con bateo en la Serie Final contra los Rieleros de Aguascalientes.

Manuel Aguilar Caloca: Faltó el batazo oportuno al Águila; Rieleros, a mitad del camino

Manuel Aguilar Caloca: Faltó el batazo oportuno al Águila; Rieleros, a mitad del camino

Aguascalientes tomó ventaja de 2-0 sobre Veracruz y va a su casa a buscar coronarse con sus cañones encendidos.

Héctor Navarro refleja el desencanto de los Rojos del Águila de Veracruz...
Héctor Navarro refleja el desencanto de los Rojos del Águila de Veracruz que no han podido responder con pitcheo ni con bateo en la Serie Final contra los Rieleros de Aguascalientes.

VERACRUZ, México " Volvió a suceder que se invirtieron los papeles y el pitcheo estuvo del lado de los Rieleros, que ya tomaron ventaja de dos juegos a cero en la Serie Final de la Liga Mexicana de Béisbol.

El equipo de Aguascalientes está ante una inmejorable oportunidad de conquistar el campeonato del circuito veraniego, luego de aquel primer y único título hasta la fecha en 1978. Se van a su casa, el Estadio Alberto Romo Chávez a buscar dos triunfos para completar la obra.

Si esta coronación se concreta se dará un inverosímil caso de que la novena con la peor efectividad en pitcheo en la temporada regular se siente en el trono del rey, además de que marcaría uno de esos casos extraordinarios en que un equipo que está en su primer año en la liga (en este caso reapareciendo) se convierta en campeón. La franquicia de Aguascalientes desapareció de la LMB luego de la temporada 2008, pero ha vuelto en 2012 cuando la liga volvió a tener 16 equipos en contienda.

publicidad

El mérito hay que dárselo al manager Enrique “Che” Reyes, quien ha sabido colocar a muchos elementos veteranos en su lugar más apropiado, aprovechando su ritmo y sus talentos y manejando el pitcheo con maestría a la hora de la verdad.

No ha importado que en la temporada regular los relevistas le hubiesen echado a perder muchas ventajas a los Rieleros, en los playoffs (cuando cuenta de verdad) se han comportado sus serpentineros a la altura y tuvo dos muy buenas aperturas de sus dos dominicanos Edward Valdez y Félix Díaz, más los herméticos trabajos de su otro quisqueyano, Sammy Gervacio, quien se vio como auténtico salvador.

A los Rojos del Águila les faltó el batazo oportuno, sobre todo en el segundo partido y no aprovecharon su condición de local, así que ahora tienen una pesada losa que cargar para no tener que conformarse con el subcampeonato.

De entrada, el béisbol ha pagado bien al “Che” Reyes, quien ha jugado a fabricar carreras cuando ha tenido la oportunidad y no sólo se ha apoyado en sus cañoneros de larga distancia. Por lo pronto, la “novena del riel” está a dos pitazos más de la gloria.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad