publicidad
Los Giants de San Francisco celebran su sexto título de Serie Mundial y primero desde desde que llegaron a San Francisco en 1958. Su último campeonato había sido en 1954.

Los Giants de San Francisco se proclamaron campeones de la Serie Mundial

Los Giants de San Francisco se proclamaron campeones de la Serie Mundial

Edgar Rentería sentenció otra Serie Mundial con un batazo enorme, esta vez un jonrón de tres carreras en la séptima entrada que le dio a los Giants su primer campeonato desde que en 1958 se mudaron a San Francisco.

Los Giants de San Francisco celebran su sexto título de Serie Mundial y...
Los Giants de San Francisco celebran su sexto título de Serie Mundial y primero desde desde que llegaron a San Francisco en 1958. Su último campeonato había sido en 1954.

ARLINGTON, Texas - Con jonrón del colombiano Edgar Rentería y fino trabajo monticular del derecho Tim Lincecum, los Giants de San Francisco vencieron a los Rangers de Texas con marcador de 3-1 y se titularon en la Serie Mundial de béisbol por cuatro triunfos a uno.

Contra todo pronóstico, los Giants tuvieron que esperan 56 años para llevarse la corona del ´Clásico de Otoño´. En esa época todavía pertenecían a la ciudad de Nueva York.

Un jonrón con dos hombres en bases de Rentería en el séptimo inning frente al zurdo Cliff Lee (0-2), finalmente el derrotado, puso a los Giants al frente 3x0, marcador suficiente para llevarse la victoria y el trofeo.

En el llamado inning de la suerte, Cody Ross y el dominicano Juan Uribe conectaron sencillos consecutivos y tras el toque en sacrificio de Aubrey Huff, que avanzó a los corredores, la escena quedó lista para el bambinazo decisivo del cafetero, su segundo de la Serie.

publicidad

Esta es la segunda vez que el batazo de Rentería es decisivo en una Serie Mundial, ya que en el ´Clásico de Otoño´ de 1997 decidió con un hit de oro en el undécimo inning del séptimo juego el triunfo de los Marlins de la Florida sobre los Indios de Cleveland.

La victoria fue para Lincecum (2-0), quien con un magistral trabajo de ocho innings completos, permitió solamente tres hits, un vuelacerca del dominicano Cruz, además de recetar la friolera de 10 ponches.

El salvado fue para el cerrador Brian Wilson, su primero del ´Clásico de Otoño´, al liquidar por la vía del ponche a los peligrosos Josh Hamilton, Vlaidmir Guerrero y Cruz en el noveno inning.

Los Rangers descontaron una en el séptimo por cuadrangular del también quisqueyano Cruz, frente a Lincecum, quien después de otorgar boleto a Ian Kinsler ponchó consecutivamente a David Murphy y al boricua Ben Molina.

Este fue el sexto batazo de circuito del quisqueyano en la postemporada.

En seis innings completos, Lincecum había permitido solamente un hit con un boleto y seis ponches propinados, mientras que Lee en ese período soportó solamente dos imparables con cinco abanicados.

Este fue el primer juego de Serie Mundial que se cuelgan seis ceros seguidos por dos abridores desde el Juego 4 de la Serie del 2005, que ganaron finalmente los Medias Blancas de Chicago sobre los Astros de Houston.

publicidad

Con los cinco ´chocolates´, Lee llegó a la friolea de 41 en partidos de postemporadas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad