publicidad

Juego de Estrellas LMB 2012: Una fiesta beisbolera que tuvo de todo

Juego de Estrellas LMB 2012: Una fiesta beisbolera que tuvo de todo

El ‘clásico de media temporada’ en México resultó un gran espectáculo deportivo, con clase y dramatismo.

MONTERREY, México " Como pocas veces, el Juego de Estrellas de la Liga Mexicana de Béisbol se vio aderezado de situaciones que lo convirtieron en un suceso deportivo, que debe ser reconocido.

Los hechos que quedaron para el sumario de la historia: Edición 80, Juego de Estrellas LMB “Ramón Arano”, en honor al máximo ganador en la historia de la liga, fallecido recientemente. Estadio Monterrey, hoy conocido como “Palacio Sultán”. La Zona Sur ganó 6-3 a la Norte, en 11 entradas y, gracias a ello, el campeón del Sur iniciará como local la Serie Final 2012.

La Liga Mexicana tuvo un acierto al reprogramar a sábado el juego que tradicionalmente se disputa en domingo ante la perspectiva de quedar relegada totalmente de la atención de los medios comunicación y del público si se “encimaba” con la final del Torneo Clausura 2012 del fútbol mexicano, en la que participó el Monterrey. Incluso, pudo haber sido la final del “clásico regio” entre Rayados y Tigres, lo que hubiese opacado por completo al “clásico de media temporada” de la pelota mexicana.

Y con una muy aceptable entrada en el Palacio Sultán (sin llegar a lleno) se dio un gran espectáculo. Ya es tradición que en cada entrada lance un pitcher diferente por cada equipo y cada uno viene a trabajar con todo su turno, lo que en esta ocasión produjo un récord impresionante de 27 ponches (dejando atrás la marca anterior de 19) obra de 23 distintos lanzadores.

publicidad

Vimos un regreso emocionante porque luego de estar abajo 0-3 los del Norte, regresaron con batazos cuadrangulares para empatar 3-3 y mandar el juego a extrainnings, lo que no ocurría en un Juego de Estrellas de la LMB desde 1966.

En la novena entrada, con la casa llena y dos outs, llegó el turno al bat del ya legendario parador en corto de los Diablos Rojos del México, José Luis “Borrego” Sandoval, quien fue invitado especial para esta edición y con eso aumentó su récord de todo los tiempos a 21 participaciones en esta clase de partidos. El “Borrego” está en la que parece será su última temporada como pelotero activo y pintaba todo para que se despidiera de esos juegos con todavía más gloria, pero fue dominado con elevado al jardín izquierdo y se tuvieron que jugar las entradas extra.

Fue en el rollo 11, que los visitantes (los del Sur) realizaron una de las más emocionantes jugadas del beisbol porque con corredor en tercera base, ordenó el manager Matías Carrillo ejecutar un “squeeze play suicida”, que terminó convirtiéndose en infield hit y que produjo la carrera de la diferencia y que provocó una más. El inning fue de tres carreras y así se escribió la pizarra final de 6-3.

El dominicano Freddy Guzmán, quien se había ponchado cuatro veces, fue quien ejecutó a la perfección ese squeeze play y anotaría la última carrera del partido para ser nominado el Jugador Más Valioso.

publicidad

El público, los especialistas, los directivos de la liga y no dudaría en decir que los mismos jugadores quedaron satisfechos por la manera en que sucedieron las cosas. La ciudad de Monterrey demostró que tiene un público apasionado por los deportes y que el béisbol está enraizado como pocos. Monterrey es mucho más allá que las malas noticias que enlutan e indignan y su gente es la que le da vida, fuerza y esperanza.

 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad