publicidad
El ex jugador de los Padres cree que la enfermedad le sobrevino por mascar tabaco durante toda su carrera.

El ex pelotero Tony Gwynn sufre de cáncer

El ex pelotero Tony Gwynn sufre de cáncer

El integrante del Salón de la Fama, Tony Gwynn, declaró que fue diagnosticado con cáncer en la parótida.

El ex jugador de los Padres cree que la enfermedad le sobrevino por masc...
El ex jugador de los Padres cree que la enfermedad le sobrevino por mascar tabaco durante toda su carrera.

SAN DIEGO - El integrante del Salón de la Fama, Tony Gwynn, concedió una entrevista en la que declaró que fue diagnosticado con cáncer.

En una entrevista con el diario San Diego Union-Tribune, Gwynn, quien pasó sus 20 años de carreras con los Padres de San Diego, reconoció que el diagnóstico médico resultó positivo al cáncer.

Gwynn, que participó en 15 Juegos de las Estrellas, y que fue inducido al Salón de la Fama en el primer año en que fue elegible, en el 2007, reveló que ha tenido tres intervenciones quirúrgicas desde 1997 para removerle un tumor no canceroso en una glándula salival.

El ex pelotero dijo que desafortunadamente en la más reciente operación los médicos descubrieron que había habido un crecimiento maligno.

publicidad

De acuerdo con las declaraciones de Gwynn, los estudios que le practicaron revelaron tres nódulos que muestran cáncer en la parótida.

De acuerdo con lo que le han comentado los médicos, hubo una detección temprana del cáncer. "Me dijeron que este tipo de células crecen de una manera muy lenta, pero que sí son una forma agresiva del cáncer".

El ex pelotero, de 50 años de edad, dijo que el primer paso para combatir la enfermedad son los tratamientos de radiación y la quimioterapia.

Por el momento, deberá someterse a tratamientos de radiación cinco veces a la semana durante dos meses, mientras que el tratamiento de quimioterapia será una vez a la semana.

Dijo que él cree que la enfermedad le sobrevino por mascar tabaco durante toda su carrera. Esa posibilidad no la ha hablado con los médicos pero él considera que es el origen del cáncer que ahora tiene, sobre todo porque asegura que nunca pudo dejar el hábito.

Gwynn, que se desempeña desde el 2003 como piloto del equipo de una escuela en San Diego, es décimo noveno en las Grandes Ligas con promedio de bateo de .338, y terminó su carrera siendo décimo octavo con 3.141 imparables conectados.

El ex jugador de los Padres debutó en las mayores en 1982 y tuvo su primera de dos participaciones en la Serie Mundial sólo dos años después, durante su primera temporada completa, cuando los Padres perdieron ante los Tigres de Detroit en cinco juegos.

publicidad

La novena de San Diego regresó al Clásico de Otoño 14 años más tarde, pero fueron "barridos" por los Yanquis de Nueva York, y Gwynn decidió su retirada tres años después.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad