publicidad
Terrell Suggs sueña con volver para noviembre (AP-NFL).

Terrell Suggs: Desgarre fue parcial, jugaré pronto

Terrell Suggs: Desgarre fue parcial, jugaré pronto

El apoyador Terrell Suggs reveló que su desgarre de tendón de Aquiles fue parcial y espera volver en noviembre.

Terrell Suggs sueña con volver para noviembre (AP-NFL).
Terrell Suggs sueña con volver para noviembre (AP-NFL).

Terrell Suggs no se ha rendido en su búsqueda de volver al emparrillado en 2012.

¿Crees que Terrell Suggs juegue en 2012? Opina en los foros de la NFL.

Un día después de que el apoyador de los Baltimore Ravens se sometiera a cirugía para reparar un desgarre en el tendón de Aquiles, Suggs reveló que la lesión fue diagnosticada como un desgarre parcial.

“Todo salió bien, él entró y salió”, dijo Suggs al Baltimore Sun de la operación llevada a cabo por el destacado cirujano Robert Anderson. “Solo hay una pequeña incisión y dijo que no estaba tan mal como algunos pensaron que estaba, cosa que ya me habían dicho”.

Suggs dijo al periódico que visitó a dos médicos antes de la intervención. Uno describió la lesión como un desgarre completo, el otro como un desgarre parcial, diagnóstico confirmado tras la operación.

publicidad

El jugador defensivo del año prometió regresar a más tardar en noviembre, situación completamente contraria al protocolo. Las lesiones de este tipo normalmente requieren un año de rehabilitación.

“Tengo 29 años”, dijo Suggs. “No me pierdo partidos. Volveré pronto”.

Se trata de una actitud típica de Suggs. A lo largo de su carrera de nueve años en la NFL, se ha perdido solo tres partidos y parece motivado a callar a quienes dudan de él. Los Ravens, mientras tanto, voltearon a Courtney Upshaw para que tome el lugar de la amenaza en la presión al quarterback desde la orilla. Sin importar cómo juegue el novato, es imposible reemplazar todo lo que Suggs significa para los Ravens. Su regreso podría determinar el destino del equipo en 2012.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad