publicidad
Harbaugh habló en contra de sus jugadores (AP-NFL).

John Harbaugh culpó a la línea ofensiva, Dickson

John Harbaugh culpó a la línea ofensiva, Dickson

John Harbaugh explotó en contra de su línea ofensiva y su cuerpo de receptores tras el mal inicio que ha tenido el equipo campeón del Super Bowl 2012.

Harbaugh habló en contra de sus jugadores (AP-NFL).
Harbaugh habló en contra de sus jugadores (AP-NFL).

Los aficionados de la NFL vieron a Joe Flacco matando las esperanzas de los Baltimore Ravens en la Semana 4 con cinco intercepciones en la derrota 23-20 frente a los Buffalo Bills el domingo.

Como señalamos en Around The League Podcast del domingo, de cualquier manera, la raíz del problema de los Ravens yace escondida bajo la superficie en la forma de una nada efectiva línea ofensiva y unos nada confiables receptores.

El malhumorado entrenador John Harbaugh se enfocó en ambos grupos el lunes, sin contener ningún golpe contra el lento inicio de su ofensiva.

“Toda la línea ofensiva es decepcionante en este momento”, dijo Harbaugh, señalando que no ha sido justamente una transición suave de Matt Birk a Gino Gradkowski tomando las decisiones en el centro.

publicidad

Los tackles Bryant McKinnie y Michael Oher han sufrido para abrir carriles mientras Gradowski y el guardia izquierdo Kelechi Osemele han permitido demasiada presión en el interior.

Con Dennis Pitta fuera, un receptor propenso a soltar balones, Ed Dickson, recibió la ira de Harbaugh por las malas actuaciones de las alas cerradas de los Ravens.

“Las estadísticas hablan por sí mismas. No es el mismo jugador ahora del que era antes (con 54 recepciones en 2011)”, añadió Harbaugh. “Si tiene un problema de confianza, ese es problema suyo. Ed necesita atrapar el balón. Si piensa en cualquier otra cosa además de eso, se está haciendo un mal a sí mismo. Tienes ese talento y esas habilidades, ve y juega fútbol”.

Mientras la lesión de Pitta y la inhabilidad de Anquan Boldin han dejado a los Ravens desarmados en el ataque aéreo, es fácil identificar la frustración de Harbaugh. La línea ofensiva fue un activo importante durante su carrera al Super Bowl del año pasado, y Dickson atrapó 54 pases hace dos años.

Los Ravens podrían estar frustrados de que su ofensiva no los deje avanzar, pero siguen en buena forma dentro de su división.

“No somos los mismos que éramos hace dos meses”, explicó Harbaugh, “y no seremos el mismo equipo dentro de dos meses”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Deportes
publicidad