publicidad
Andre Greipel fue el ganador de esta etapa.

Andre Greipel gana la 13ra etapa del Tour de Francia

Andre Greipel gana la 13ra etapa del Tour de Francia

Andre Greipel ya tiene su "hat trick" en el Tour de Francia e iguala al eslovaco Peter Sagan al ganar la 13va etapa del Tour de Francia.

Andre Greipel fue el ganador de esta etapa.
Andre Greipel fue el ganador de esta etapa.

Le Cap D'Agde, Francia - El alemán Andre Greipel (Lotto Belisol) ya tiene su "hat trick" en el Tour de Francia e iguala al eslovaco Peter Sagan (Liquigas), a quien relegó a la segunda plaza en un apretado esprint que le condujo a la victoria en la decimotercera etapa disputada entre Saint Paul Trois Chateaux y Le Cap D'Agde, de 217 kilómetros, en la que Bradley Wiggins (Sky) retuvo un día más el maillot amarillo.

Greipel, a punto de cumplir 30 años, empató a tres con Peter Sagan en una llegada en la que "El gorila" estuvo enorme ante la oposición del ciclista eslovaco, a quien superó por un tubular. Un duelo a alta velocidad en el que el noruego Edvald Boasson Hagen (Sky) fue lanzado por el propio líder, Bradley Wiggins, pero se tuvo que conformar con la tercera plaza.

publicidad

Fue el desenlace previsto de una etapa larga que tuvo un final nervioso por las carreteras que acercaron el Tour al Mediterráneo, controlado por los equipos de los esprinters y con la presencia del viento, que destrozó el pelotón. En uno de los cortes quedaron atrapados, entre otros, Alejandro Valverde y Juan José Cobo (Movistar), que llegaron a 14 minutos del ganador.

El Tour se dirige rumbo a Los Pirineos sin cambios en la general. Los favoritos se tuvieron que mover en el último tramo y estar atentos a los cortes, pero llegaron juntos con las mismas diferencias. Wiggins mantuvo a 2.05 minutos a su compañero de equipo Chris Froome y a 2.23 a Vincenzo Nibali. A 3.19 sigue el australiano Cadel Evans, defensor del título y el primer español es Haimar Zubeldia, sexto, a 6.15.

En la etapa que condujo al pelotón hacia la costa, se formó de salida una escapada de 8 corredores. Allí estaban el español Pablo Urtasun (Euskaltel), el danés Morkov (Saxo Bank), el holandés Roy Curvers (Argos Shimano) y cinco franceses, Bouet, Dumoulin, Engoulvent, Ladagnous y Pineau, que tenían marcada la etapa para darse un homenaje el día de su fiesta nacional.

La aventura no sobrevivió por el control de Orica GreenEdge, que busca desesperadamente con Goss una victoria que le ponga en el mapa del Tour. La fuga se estabilizó en menos de 4 minutos, por lo que estaba sentenciada con toda la etapa por delante.

publicidad

Morkov se vio con fuerzas y dejó a sus compañeros de avanzadilla a 55 de meta, esfuerzo estéril, ya que el BMC de Evans se puso a tirar cuando apareció el viento de costado y le dejó en un puñado de segundos. Aparecieron entonces los abanicos y el pelotón se fraccionó, pero no pilló en fuera de juego a ninguno de los favoritos. Sí a Alejandro Valverde, Leipheimer, Taaramae y Millar.

Premiado como combativo del día, Morkov fue devorado por el gran grupo en el ascenso a la única dificultad del trayecto, el Mont Clair, un tercera duro de roer con una cuesta al 10 por ciento de 1,6 kilómetros. En sus estrechas rampas atacó Menchov sin resultado por la respuesta de Van den Broeck y Evans. El belga y el australiano pasaron en cabeza por la cima y luego en la peligrosa bajada el grupo del líder se redujo a 50 unidades.

Allí no estaba Mark Cavendish, el favorito al esprint. Toda una invitación al Lotto para gestionar el triple de Andre Greipel, que pasó apuros subiendo. La escuadra belga tomó el mando para anular la últimas rebeliones, a cargo primero de Vinokurov y Albasini y finalmente del español Luis León Sánchez y el francés Matthieu Sprick.

Ambos trataron de sorprender pero el ritmo de caza era infernal, y allí había muchos intereses por la etapa. Sagan se buscaba solo la vida, y los Sky asomaron en cabeza con Bradley Wiggins luciendo su maillot amarillo en primera persona.

publicidad

El inglés saltó en el último kilómetro en funciones de gregario lanzador. Como en sus mejores tiempos en la pista desbrozó el esprint para su compañero Boasson Hagen. Una arrancada brutal que sacó de rueda a algún aspirante, pero que también sirvió para fundir a su compañero noruego, que solo pudo llegar tercero.

Greipel salió disparado en busca de su cuarta victoria en el Tour de Francia y Sagan se pegó a su rueda. Era el marcaje clave de la etapa, que se resolvió a favor del corredor de Rostock, récord de victorias en la temporada con 16.

Sagan, maillot verde del Tour, se lamentó de la oportunidad perdida. "Si hubiera saltado un metro antes creo que podía haber ganado", lamentó.

La decimocuarta etapa se disputará entre Limoux y Foix, con un recorrido de 191 kilómetros que incluye un puerto de segunda y dos de primera, éste último con la cima a 39 kilómetros de la meta.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad