publicidad
Los acusados presuntamente habrían liderado las protestas de 2013

Aficionados de Besiktas podrían recibir cadena perpetua

Aficionados de Besiktas podrían recibir cadena perpetua

la Fiscaía turca ha ordenado que 35 aficionados del besiktas reciban cadena perpetua por tratar de 'derribar al gobierno' en 2013.

Los acusados presuntamente habrían liderado las protestas de 2013
Los acusados presuntamente habrían liderado las protestas de 2013

Ankara.- La Fiscalía turca ha pedido cadena perpetua para 35 hinchas del equipo de fútbol Besiktas de Estambul por tratar de "derribar al gobierno" durante la ola de protestas que sacudieron Turquía en el verano de 2013, informó el diario Hürriyet.

Esos aficionados, miembros de un emblemático grupo de animación del club, están acusados de liderar en junio de 2013 las protestas iniciadas en el parque Gezi de Estambul, que se transformaron en la mayor ola de manifestaciones contra el entonces primer ministro Recep Tayyip Erdogan.

El auto de la acusación les atribuye "el propósito de derribar al gobierno legal turco por medios ilegales", mediante la creación de una situación de inestabilidad en la que proyectaban "una imagen similar a la de la Primavera Árabe".

publicidad

Las pruebas presentadas por la Fiscalía incluyen llamadas telefónicas y mensajes publicados en la red social Twitter por parte de algunos miembros del grupo durante los días de las protestas.

La Fiscalía alega también, para fundamentar la intención de derrocar al Ejecutivo, que el grupo intentó asaltar la Oficina del Primer Ministro en Estambul durante la ocupación de los manifestantes de la Plaza Taksim.

También asegura que los líderes de la hinchada incitaron a los manifestantes a cometer actos ilegales.

Los hinchas de esa peña del Besiktas son conocidos por su ideología de izquierdas y su cercanía a los movimientos sociales.

Durante los primeros días de la protesta, esos aficionados fueron de los pocos que mantuvieron su acampada en el parque Gezi pese a la dura respuesta policial para desalojar a los manifestantes.

A pesar de su hostilidad en los terrenos de juego, los simpatizantes de los tres grandes equipos de Estambul -Fenerbahce, Galatasaray y Besiktas- se unieron en las protestas contra el ahora presidente Erdogan, en verano de 2013.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad