publicidad

Aaron Hernández, declarado culpable de asesinato y sentenciado a cadena perpetua

Aaron Hernández, declarado culpable de asesinato y sentenciado a cadena perpetua

El exjugador de los Patriots, de origen puertorriqueño, enfrenta cadena perpetua sin fianza.        

Aaron Hernandez fue declarado culpable de asesinato en primer grado Univision

Aaron Hernández, exjugador de los Patriots, fue declarado culpable de asesinato en primer grado por la muerte de Odin Lloyd, un jugador semiprofesional de fútbol originario de Boston.

Hernández ha sido condenado a cadena perpetua sin fianza por el asesinato premeditado de Loloyd, quien fuese novio de la hermana de su prometida.

Hernández, de 25 años, de origen puertorriqueño y joven promesa del equipo de Nueva Inglaterra, disparó hasta seis veces a la víctima, que en 2013, cuando ocurrieron los hechos, tenía 27 años.

Luego de un largo juicio que se extendió por 10 semanas y en el cual testificaron unas 135 personas, el miércoles por la mañana, un funcionario de la corte anunció que el jurado de 12 personas había llegado a un veredicto después de deliberar desde el 7 de abril. 

El delito de asesinato premeditado conlleva una condena obligatoria de cadena perpetua, sin derecho a libertad condicional.

De esta forma se confirma la caída de un jugador de fútbol americano que llegó a ser una estrella y logró obtener un contrato por 40 millones de dólares.

Después de escuchar el veredicto del jurado, Hernández miró hacia su derecha y apretó los labios. Por su parte, su madre, Teri, y su prometida, Shayanna Jenkins, estallaron en llanto cuando escucharon el fallo. Poco después, Hernández les dijo: "Sean fuertes".

publicidad

El exjugador también fue hallado culpable de posesión ilegal de armas de fuego y municiones.

Trayectoria de Aaron Hernández

Hernández fue seleccionado por los Patriotas en la cuarta ronda del Draft 2010 de la NFL, y fue seleccionado para el Pro Bowl después de su segunda temporada en la NFL.

El 27 de agosto de 2012 firmó con los Patriotas a una prórroga de cinco años, que se extendía hasta el 2018.

Además, recibió un bono $12.5 millones por firmar, el mayor bono por firmar jamás dado a un tight end de la NFL.

Sin embargo, Los Patriotas lo liberaron el 26 de junio de 2013, poco después de que agentes de la North Attleborough, del departamento de policía de Massachusetts y de la Policía del Estado de Massachusetts lo arrestaron en su casa en relación con la muerte a tiros de Odin Lloyd.

Dos meses después, el 22 de agosto de 2013, fue acusado por un gran jurado por el asesinato de Lloyd mientras era investigado en relación con otros casos de violencia, incluyendo asesinatos múltiples, tanto en Florida y Massachusetts.

Tras dos años de juicio, Hernandez es sentenciado a cadena perpetua por el asesinato en primer grado de Odin Lloyd, sin derecho a fianza.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad